martes, 13 de julio de 2010

TONY MELÉNDEZ, músico sin manos



Tony, es el segundo de los cuatro hijos que conformaron el hogar de José Angel Meléndez Escoto y de Sara María Rodríguez; nació sin brazos debido a los estragos de un medicamento recetado por orden médica a su madre durante el embarazo. El medicamento Talidomida debía calmar los efectos de náusea del primer semestre de embarazo, pero sus efectos dejaron graves consecuencias: Al igual que a él, el fármaco provocó que miles de niños nacieran con deformidades, sin brazos o sin pies.

Debido a las precarias condiciones de salud que existían en los países centroamericanos en los años sesenta, la familia Meléndez decide trasladarse a los Estados Unidos. Durante muchos años tuvieron que acomodarse a una forma de vivir con ciertas limitaciones materiales, pero siempre con mucho arraigo espiritual.

Cuando niño, Tony veía a su papá tocar la guitarra y sintió el gran deseo de poderla tocar también, hasta que un día su papá puso la guitarra en el suelo. "Tony", dijo, "Anda a lavar los pies". Se los lavó y se sentó a tocar la guitarra por primera vez; aquella vieja guitarra española que perteneció a su progenitor es uno de sus más preciados tesoros.

Nunca dejó que su condición física le desanimara, y con mucho esfuerzo y práctica, aprendió a tocarla magistralmente con los dedos de sus pies.

Tony empezó a tocar en misas y en conferencias, hasta que lo vio alguien que trabajaba en la organización de las actividades para la visita del Papa a Los Ángeles en 1987. Y gracias a eso fue seleccionado para cantarle , allí ocurrió el famoso encuentro: Su interpretación ante 6.000 jóvenes en el Universal Amphitheater de Los Ángeles el 15 de septiembre de 1987, que dio para el Papa Juan Pablo II.

Después de que Tony terminara de interpretar el tema "Never be the same", el Papa sorpresivamente saltó del escenario, se acercó a la plataforma donde se encontraba lo besó y lo felicitó.

Las palabras del Papa fueron las siguientes: "Tony, eres verdaderamente un joven muy valiente. Estás dando esperanza a todos nosotros. Mi deseo para ti, es que continúes dando esperanza a toda la gente".

Desde ese momento no ha descansado, ha viajado a través de los Estados Unidos y a más de 30 países alrededor del mundo, compartiendo su música y hermoso testimonio vida y fe.

Hasta el día de hoy radica en los Estados Unidos, en la ciudad de Branson , Missouri, con su esposa y dos hijos, llevando una ocupada agenda de conciertos, charlas motivacionales que han sido acompañadas de la redacción de un libro: "A Gift Of Hope" ("Un regalo de esperanza"), escrito en inglés, hoy traducido al castellano.

Muchas personas lo llaman "El hombre de los pies de Dios", a lo que Tony responde:
"Dios tiene algo tan especial, yo no tengo los pies de Dios, pero sí tengo el amor de Él, y si una persona me dice eso (pies de Dios) yo le digo gracias, porque por un momentito tal vez podemos ver algo muy positivo muy bueno, nos olvidamos de lo feo del mundo y nuestra vida y vemos tal vez un poquito de esperanza de Dios en unos pies que son sinceros, simples.”

Escribió también un libro llamado "No me digas que no puedes".

8 comentarios:

  1. Hola!!!
    Me gusta tu blog ;) Me hago seguidor

    Muchas gracias por responderme en Yahoo respuestas y decir que mi blog era interesante :)

    Un saludo muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. EL medicamento era talidomida probablemente. Fue muy famoso por eso un tiempo hasta que lo descontinuaron. Originalmente era un medicamento para bajar la fiebre,que recetaron tanto a embarazadas como a otros pacientes y resulto letal para los productos, es decir, los fetos. Lindo blog! Visita el mio http://todomiuniverso.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Impresiona ver a nuestro anterior Papa con esa juventud y energía. Tras bajarse del escenario y abrazarle, le deseó que continuara dando esperanza ...

    ResponderEliminar
  4. Mil bendiciones para Tony, es un ejemplo para mucha gente que se deja derrotar a la primera dificultad, en verdad es un hombre de valor, espero que siga a lado de Dios, que es él quien nos da la fuerza para seguir cada dia ...:)

    ResponderEliminar
  5. Todo un regalo de esperanza

    ResponderEliminar
  6. Todo se puede en esta vida, solo es cuestión de decirte tu mismo: Yo quiero! Yo puedo! Yo voy hacerlo!

    Gracias por todo =)

    ResponderEliminar
  7. y nos quejamos de la vida por pequeñeces cuando nos ahogamos en un vaso de agua otros disipan las dificultades las hacen a un lado ven lo positivo y crean un motivo por el cual seguir adelante simplemente admirable!

    ResponderEliminar