jueves, 26 de agosto de 2010

DEREK REDMOND




En 1992, los Juegos Olímpicos de verano se celebraron en Barcelona, España, uno de los corredores de la carrera de 400 metros planos era un atleta inglés llamado Derek Redmond ...

Había entrenado durante años para competir en las Olimpiadas. Pero mientras corría a toda velocidad bajo un calor moderado, de repente se lastimó el tendón de la pierna y se desplomó a la pista con mucho dolor. Decidido a seguir, Derek logró ponerse de pie. Iba cojeando hacia la meta cuando su padre descendió por la pared y saltó a la pista.

Antes de que nadie pudiera detenerlo, Jim Redmond llegó a donde estaba su hijo. El joven corredor se apoyó sobre el hombro de su padre al tiempo que se tambaleaba para terminar la carrera.Toda la multitud se puso de pie y vitoreó a los dos hombres. Cuando cruzaron la meta, fue como si el corredor, su padre y los espectadores lo hubieran logrado juntos.

VOLAR SOBRE EL PANTANO

Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano se había acostumbrado a estar ahí , comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo.

Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida ; el árbol podrido fue tragado por el cieno y él se dio cuenta de que iba a morir.

En un deseo repentino de salvarse comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo , le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar ,pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso.

Carlos Cuauhtémoc Sánchez

viernes, 20 de agosto de 2010

LAS DOS VASIJAS

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente, desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador así, diciéndole:"Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir."

El aguador, le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino."

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sentía apenada porque al final, solo quedaba dentro de si la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces "¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza",

martes, 17 de agosto de 2010

LA CIEGA

Había una ciega sentada en la calle, con una taza y un pedazo de cartón, escrito con tinta negra, que decía: "Por favor, ayúdenme, soy ciega"

Un creativo de publicidad que pasaba frente a ella, se detuvo y observó unas pocas monedas en la taza. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio vuelta, tomó un marcador negro que el llevaba y escribió otro anuncio.

Volvió a poner el pedazo de cartón sobre los pies de la ciega y se fue.

Por la tarde el creativo volvió a pasar frente la ciega que pedía limosna; su taza estaba llena de billetes y monedas.

La ciega reconoció sus pasos y le preguntó si había sido él, el que re escribió su cartel y sobre todo, qué había escrito?.

El publicista le contestó:"Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras". Sonrió y siguió su camino.
El nuevo mensaje decía: "Hoy es primavera y no puedo verla"

* Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás los resultados que siempre has obtenido. “El mundo exige resultados”. No le cuentes a otros tus dolores del parto. Muéstrales al niño.

lunes, 16 de agosto de 2010

¿CUÁNTO CUESTA UN HELADO?

En los días en que un helado costaba mucho menos, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó a una mesa. La camarera puso un vaso de agua en frente de él. "¿Cuánto cuesta un helado de chocolate con almendras?", preguntó el niño.
"50 centavos", respondió la camarera.

El niño sacó su mano de su bolsillo y examinó un número de monedas. "¿Cuánto cuesta un helado solo?", volvió a preguntar.

Algunas personas estaban esperando por una mesa y la camarera ya estaba un poco impaciente.
"Treinta y cinco centavos", dijo ella bruscamente.
El niño volvió a contar las monedas. "Quiero el helado solo", dijo el niño.

La camarera le trajo el helado, puso la cuenta en la mesa y se fue. El niño terminó el helado y pagó en la caja y se fue.
Cuando la camarera volvió, empezó a limpiar la mesa y entonces le costó tragar saliva con lo que vió. Allí, puesto ordenadamente junto al plato vacío, había los treinta y cinco centavos del helado y quince más ... ¡su propina! .

lunes, 2 de agosto de 2010

LAS CUATRO VELAS

Las cuatro velas se quemaban lentamente.El ambiente estaba tan silencioso que se podía oír el diálogo que mantenían.

La primera dijo:
- ¡YO SOY LA PAZ!, sin embargo las personas no consiguen mantenerme. Creo que me voy apagar.Y disminuyendo su fuego rápidamente se apagó completamente.

Dijo la segunda:
- ¡YO SOY LA FE!, lamentablemente a los hombres les parezco supérflua. Las personas no quieren saber de mi. No tiene sentido permanecer encendida. Cuando terminó de hablar , una brisa pasó suavemente sobre ella y se apagó.

Rápida y triste la tercera vela se manifestó:
- ¡YO SOY EL AMOR! , no tengo fuerzas para seguir encendida. Las personas me dejan a un lado y no comprenden la importancia de esto. Se olvidan hasta de aquellos que están muy cerca y las aman. Y sin esperar mas se apagó

De repente... entró un niño y vio las tres velas apagadas.
" Pero, ¿que es esto? -dijo angustiado- Deberían estar encendidas hasta el final." Al decir esto comenzó a llorar.

Entonces la cuarta vela, habló:
-No tengas miedo, niña, mientras yo tenga fuego podremos encender las demás velas. ¡YO SOY LA ESPERANZA!.
-Con los ojos brillantes, el niño tomó la vela de la esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.