miércoles, 20 de octubre de 2010

VESTIDURAS

Un día, la Belleza y la Fealdad se encontraron en una playa, y se dijeron: ¡Bañémonos en el mar! .
Entonces se quitaron la ropa y empezaron a nadar en las aguas. Pasado un rato, la Fealdad volvió a la playa, se vistió con la ropa de la Belleza y se fue.

Y la belleza también salió del mar y no encontró su ropa, y como era demasiado tímida para quedarse desnuda, se vistió con la ropa de la Fealdad y siguió su camino.

* Y desde entonces hasta hoy, hay hombres y mujeres que se engañan, y confunden a una de ellas con la otra.
Sin embargo, hay quienes han contemplado el rostro de la Belleza y la reconocen, pese a sus vestiduras. Y hay quienes conocen el rostro de la Fealdad, sin que sus ropas la oculten a sus ojos.

Gibrán Khalil Gibrán

2 comentarios:

  1. La belleza está en nuestro interior.

    ResponderEliminar
  2. hola rosas,preciosa esta reflexion,yo la tengo pero es entre la furia y la trsieza de jorge bucay y tambien es preciosa,quizas algun la leas.

    te dejo un abrazo fuerte y que sigas bien!!!!!

    ResponderEliminar