jueves, 22 de diciembre de 2011

CARBÓN EN NAVIDAD

Érase una vez un mágico lugar donde vivían los Reyes Magos, Papá Noel, los duendecillos, los renos, los camellos y todos los seres mágicos que hacen posible la Navidad. En este lugar, preparaban durante todo el año la magia que se necesita para estos días de fiesta.

Faltaban tres noches para Navidad, y ya estaba todo listo, pero un ser muy malvado iba a intentar destrozar la Navidad. El gran Mago de Carbón no soportaba que la gente estuviese contenta, ni que se quisieran ni que tuvieran muchos amigos, así que decidió que iba a estropear la Navidad y pensó que la mejor manera de hacerlo era robar los regalos que tenían para los niños. Así que, mientras todos estaban durmiendo, se hizo invisible con su magia malvada y hizo desaparecer todos los juguetes, y en su lugar dejo una gran montaña de carbón y desapareció.

A la mañana siguiente, los Reyes Magos, los duendes, Papá Noel y todos los demás se quedaron muy tristes cuando descubrieron que los regalos que habían preparado durante tanto tiempo para los niños habían desaparecido y ya no tenían tiempo, ni siquiera con su magia, de conseguir otros nuevos ya que en el mundo hay millones y millones de niños.

-Seguro que ha sido el Mago de Carbón, pero no hay tiempo que perder, tenemos que pensar en algo para que los niños no estén tristes en Navidad.- se dijeron. Entonces uno de los duendecillos tuvo una genial idea. -¿Por qué no transformamos el duro y negro carbón en un carbón dulce de caramelo y colores?- propuso. Parecía una buena idea, así que con un poco de magia todos juntos lo consiguieron.

Por fin llegó la gran noche, repartieron todo el carbón dulce de colores y esperaron a ver que pasaba por la mañana. Cuando los niños se despertaron y no encontraron los juguetes que habían pedido se extrañaron, pero vieron que tenían algo diferente y dulce de su color favorito. Además, sus hermanos y sus primas también tenían, y también sus amigos y amigas. ¡Que bien!, podían compartirlo y tener de diferentes colores y jugar todos juntos.

Cuando los Reyes Magos, Papa Noel y todos los seres Mágicos de la Navidad vieron que los niños no estaban tristes se pusieron muy contentos, en cambio el Mago de Carbón se enfadó mucho, su plan había fracasado, NO ERAN LOS JUGUETES LO QUE HACÍA FELICES A LOS NIÑOS, SINO LA ILUSIÓN DE COMPARTIRLOS CON SUS SERES QUERIDOS, y eso no lo iba a poder estropear.

Maribel Martos López

viernes, 16 de diciembre de 2011

NOCHE DE NAVIDAD

Era la noche de Navidad. Un ángel se apareció a una familia rica y le dijo a la dueña de la casa:
- Te traigo una buena noticia: esta noche el Señor Jesús vendrá a visitarte a tu casa.
La señora quedó entusiasmada: Nunca había creído posible que en su casa sucediese este milagro. Trató de preparar una cena excelente para recibir a Jesús. Encargó pollos, conservas y vino importado.

De repente sonó el timbre. Era una mujer mal vestida, de rostro sufrido, con el vientre hinchado por un embarazo muy adelantado.
- Señora, ¿no tendría algún trabajo para darme? Estoy embarazada y tengo mucha necesidad del trabajo.
-¿Pero esta es hora de molestar? Vuelva otro día, respondió la dueña de la casa. Ahora estoy ocupada con la cena para una importante visita.
Poco después, un hombre, sucio de grasa, llamó a la puerta.
- Señora, mi camión se ha arruinado aquí en la esquina. ¿Por casualidad no tendría usted una caja de herramientas que me pueda prestar?
La señora, ocupada como estaba limpiando los vasos de cristal y los platos de porcelana, se irritó mucho:
- ¿Usted piensa que mi casa es un taller mecánico? ¿Dónde se ha visto importunar a la gente así?. Por favor, no ensucie mi entrada con esos pies inmundos.
La anfitriona siguió preparando la cena: abrió latas de caviar, puso champaña en el refrigerador, escogió de la bodega los mejores vinos, preparó unos coctelitos.

Mientras tanto alguien afuera batió las palmas. Será que ahora llega Jesús, pensó ella emocionada y con el corazón acelerado fue a abrir la puerta. Pero no era Jesús. Era un niño harapiento de la calle.
- Señora, deme un plato de comida.
-¿Cómo te voy a dar comida si todavía no hemos cenado? Vuelve mañana, porque esta noche estoy muy atareada.
Al final, la cena estaba ya lista. Toda la familia emocionada esperaba la ilustre visita. Sin embargo, pasaban las horas y Jesús no parecía. Cansados de esperar empezaron a tomar los
coctelitos, que al poco tiempo comenzaron a hacer efecto en los estómagos vacíos y el sueño hizo olvidar los pollos y los platos preparados.

A la mañana siguiente, al despertar, la señora se encontró , con gran espanto frente a un ángel.
- ¿Un ángel puede mentir? Gritó ella. Lo preparé todo con esmero, aguardé toda la noche y Jesús no apareció. ¿Por qué me hizo esta broma?
- No fui yo quien mentí, fue usted la que no tuvo ojos para ver, dijo ángel. Jesús estuvo aquí tres veces, en la persona de la mujer embarazada, en la persona del camionero y en el niño hambriento. Pero usted no fue capaz de reconocerlo y de acogerlo.

lunes, 12 de diciembre de 2011

EL FELICÍMETRO

Dani estaba muy disgustado con Papá Noel. Era un niño muy bueno, pero le molestaba tremendamente ver que casi todos los años muchos otros niños, claramente más malos, recibían más juguetes por Navidad. Y fueron tantas sus quejas, que una noche el propio Papá Noel apareció con el trineo en su habitación, y le llevó con él al Polo Norte.

- Quiero enseñarte el mayor de los secretos -le dijo Papá Noel-. Si vienes te mostraré cómo decidimos cuántos juguetes recibe cada niño en Navidad.

Cuando llegaron, Santa Claus le mostró algunos raros artilugios, mientras le explicaba:

- Esto fue nuestro primer medidor de juguetes. Era una balanza, y los juguetes se regalaban por peso. Dejamos de usarlo cuando un niño recibió tantos globos que al explotar derrumbaron las paredes de su casa.
- Ese otro con forma de molde se llamaba "igualator". Servía para asegurarnos de que todos los niños recibieran los mismos juguetes, pero como luego no tenía gracia cambiarlos con otros niños, nadie los quería... Puff, casi me quedo sin trabajo, hubo un año que apenas recibí unas pocas cartas y tuvimos que cambiarlo a toda prisa...

Y así fue hablando de los inventos que habían utilizado; algunos realmente ridículos, otros un poco simplones, hasta que finalmente dijo:

- .. pero todo se arregló con este invento, y desde entonces cada año recibo muchos más millones de cartas que el anterior. Se llama Felicímetro, y sirve para medir la felicidad de los niños. Cuando visitamos un niño, ponemos en el felicímetro todo lo que tiene, y automáticamente nos dice los mejores regalos para él.
- Pues debe estar estropeado, a mí siempre me tocan pocos regalos...- protestó el niño.
- ¡Qué va! funciona perfectamente. Los niños que como tú tienen muchos amigos, unos papás y hermanos que les quieren mucho, son generosos y no buscan la felicidad en las cosas tienen miles de puntos en el felicímetro, y regalarles muchos juguetes sólo podría bajárselos. Sin embargo, los niños que están más solos, o cuyos papás les hacen menos caso, o que no tienen hermanos ni amigos, tienen tan pocos puntos que da igual cuántos regalos añadamos al felicímetro: nunca pasan de la mitad... ése es el gran secreto del felicímetro: reciben más quienes de verdad menos tienen.

Como no parecía terminar de creerlo, aquella Navidad Dani acompañó a Santa Claus en su trineo llevando el felicímetro, comprobando él mismo cómo quienes más regalos recibían eran los menos felices de todos. Y no pudo evitar llorar cuando vieron un niño muy rico pero muy triste, que después de haber abierto cien regalos, pasó la noche solitario en su habitación...

Y sintió tanta pena por esos niños, que ya nunca más volvió a envidiar sus regalos y sus cosas, y se esforzó cada día por hacerles llegar a aquellos niños una pequeña parte de su gran felicidad.

Pedro Pablo Sacristán

sábado, 10 de diciembre de 2011

EL GUSANO DE LUZ

Era invierno y el niño Jesús acababa de nacer. Estaba acostado en las pajas del pesebre y tenía frío.

La Virgen y San José le miraban; la mula y el buey se acercaron para calentar al Niño con su aliento. El Niño Dios extendía sus manos para percibir el calor de los animales y les sonreía en medio del frío.
Poco a poco, otros animales que estaban en el establo de Belén también se acercaron para dar al Niño algo de calor.

Las palomas se arrancaron sus plumitas más suaves y con ellas hicieron un colchoncito. La oveja se corto con sus dientes unos vellones de lana blanca y cubrió con ellos el cuerpo tembloroso del Niño Jesús. Una araña se puso a trabajar muy deprisa y tejió una tela brillante y fina que colocó sobre la cabeza del Niño Jesús.

Un gusanito, escondido en un rincón, también quería llevar algo al Niño recién nacido. Pero, ¿qué le podía ofrecer?...

El no tenía plumas como las palomas; tampoco lana como las ovejas y no sabía hilar como las arañas. ¡Estaba tan triste...!

Salió de su rincón y arrastrándose por la hierba seca vio una florecilla que ya se había secado pero que todavía daba un rico olor. La cogió y con mucho trabajo, fue subiendo hasta llegar a las pajas donde estaba acostado el Niño. Se acercó a El y con mucho cariño puso en su mano la florecilla.

Cuando le vieron el buey, la mula, las palomas, la oveja y la araña, le miraron un poco burlones.

El pequeño gusanito tuvo vergüenza y quiso esconderse entre las pajas. Pero el Niño Jesús extendió su mano pequeña y lo cogió sonriendo. La Virgen y San José también sonrieron. Y aquellas sonrisas fueron para el gusanito el mejor premio y le llenaron de alegría y de felicidad.

Entonces, el Niño Dios pidió a la blanca luz uno de sus rayos. Quitó de él un poco de resplandor y se lo dio al gusanito que brillo en el pesebre. Todos los animales lo contemplaban admirados:

* ¡Qué precioso está el gusanito!

Así se convirtió en un gusanito de luz que brilló en el Portal de Belén.

Desde entonces, el gusano de luz brilla en las praderas con un pequeño resplandor que el Niño Jesús le pidió en la Nochebuena en el retablo de Belén.

viernes, 2 de diciembre de 2011

PRESENTE DE NAVIDAD

Un día, Alfredo, despertó en una víspera de Navidad, muy contento, pues una fecha muy importante estaba por llegar. Era el día del aniversario del Niño Jesús, y es lógico, el día en que Papá Noel vendría de visita como todos los años.

Con sus cinco añitos, esperaba ansiosamente el caer de la noche, para volver a dormir y espiar la media que estaba en el frente de la puerta, pues no tenía árbol de Navidad. Se durmió muy tarde, para ver si conseguía atrapar a aquel "viejito", pero como el sueño era mayor que su voluntad, se durmió profundamente.

En la mañana de Navidad, observó que su media no estaba allí, y que no había presente alguno en toda su casa. Su padre desempleado, con los ojos llenos de lágrimas, observaba atentamente a su hijo, y esperaba tomar coraje para hablarle, que su sueño no existía, y con mucho dolor en el corazón lo llama:

- Alfredo, hijo mío, ven acá!

- Papá?

- Que ocurre hijo?

- Papá Noel se olvido de mí...

Hablando de eso, Alfredo abraza a su padre y los dos se ponen a llorar, cuando Alfredo habla:

- El también se olvidó de ti papá?

- No hijo mío. El mejor presente que yo podría haber ganado en la vida esta en mis brazos, y quédate tranquilo pues yo sé que Papá Noél no se olvido de ti.
- Pero todos lo otros niños vecinos están jugando con sus presentes... El se olvidó de nuestra casa.
- No se olvidó... El presente te está abrazando ahora y va a llevarte a uno de los mejores paseos de tu vida!

Y así fueron a un parque y Alfredo jugó con su padre durante el resto del día, volviendo recién en el comienzo de la noche. Llegando a casa muy somnoliento, Alfredo fue para su cuarto y "escribió" para Papá Noel:

"Querido Papá Noel, yo sé que es demasiado tarde para pedir alguna cosa, pero quiero agradecer el presente que me diste. Deseo que todas las Navidades que yo pase, hagas que mi padre olvide sus problemas y que él pueda distraerse conmigo, pasando una tarde maravillosa como la de hoy. Gracias por mi vida, pues descubrí que no es con juguetes que somos felices, y sí con el verdadero sentimiento que está dentro de nosotros, que el señor despierta en las Navidades. De quien te agradece por todo: Alfredo."

Y se fue a dormir.

Entrando al cuarto para dar las buenas noches a su hijo, el padre de Alfredo vio la cartita y a partir de ese día, no dejó que sus problemas afectasen la felicidad de ellos y comenzó a hacer que todos los días fuesen Navidad para ambos.

jueves, 1 de diciembre de 2011

JOSÉ FELICIANO

Puertorriqueño de nacimiento, pero con un corazón internacional, José Feliciano, es símbolo de superación y determinación. De origen humilde, mientras crecía en una pequeña casita de un barrio montañoso en Lares, Puerto Rico, nunca pensó que un día se convertiría en uno de los artistas más trascendentales de la música latina.

Forma parte de una familia de 10 hermanos. Nació el 10 de septiembre de 1954, pero con un problema de ceguera a causa de una enfermedad llamada glaucoma congénito. Sin embargo, aún padeciendo de esta limitación, desde los 3 años comenzó a mostrar sus dotes y a despertar un gran amor a la música, gracias a su tío que fue su primer maestro. Su familia decidió mudarse de su querida tierra al popular barrio latino Spanish Harlem en Nueva York, en busca de un mejor futuro y es allí donde inicia su relación directa tanto con las melodías como con los instrumentos.

Este virtuoso de la música comenzó tocando el acordeón a temprana edad para luego desarrollarse rápidamente en la guitarra, la cual lo acompañaría el resto de su vida. Su primera presentación se llevó a cabo en un teatro en el Bronx a los 9 años, y a partir de ahí continuaría afinando su gusto por este instrumento y descubriendo sus talentos como cantautor y compositor.

Durante su adolescencia, el artista se vio forzado a abandonar la escuela y comenzar a contribuir financieramente en su hogar, cuando su padre perdió su trabajo. En aquel momento optó por cantar en cafés en la ciudad de Nueva York en donde como pago recibía donaciones de parte de su audiencia. Pero no pasaría mucho tiempo antes de que su gran talento fuese descubierto por una importante disquera, la cual lo contrataría y produciría su primer sencillo. De ahí surgieron presentaciones y proyectos claves que dieron paso a construir su carrera dentro de la música y a continuar creciendo a paso agigantado viajando por el mundo entero para compartir su destrezas.

En 1970 lanzó el álbum Feliz Navidad, el cual hasta este momento permanece siendo su grabación más conocida nacional e internacionalmente, y se transformaría con el pasar del tiempo en un himno de la época navideña para millones de hogares.

Considerado como uno de los artistas más polifacético y completos, Feliciano no es sólo capaz de entonar hermosas melodías, escribir inspiradoras letras y producir mágicas tonalidades, sino que también domina muchos instrumentos como el bajo, la batería, la percusión, el piano, etc … y por supuesto, la guitarra. Por este último se le ha catalogado como "El más grande guitarrista viviente".

Aún en contra de los obstáculos que se le han presentado a través de su camino, y sus propias y evidentes limitaciones físicas, José Feliciano nunca ha permitido que sus dificultades intervengan con su carrera, asumiendo una actitud positiva y luchadora ante la adversidad.

http://m.aollatino.com/blog/iconos/icono/jose-feliciano/bio/?icid=icono_art_bio


miércoles, 23 de noviembre de 2011

LA LISTA DE LA MAESTRA

Cierto día una maestra pidió a sus alumnos que pusieran los nombres de sus compañeros de clase en una hoja de papel, dejando un espacio entre nombre y nombre.
Después les pidó que pensaran en la cosa más linda que pudieran decir de cada uno de sus compañeros y que lo escribieran debajo de su nombre.

Tomó el resto del período de la clase la tarea encomendada para poder terminar lo pedido. A medida que los alumnos dejaban el aula, entregaban a la maestra la hoja de papel.

Durante el fin de semana la maestra escribió el nombre de cada uno de sus alumnos en hojas separadas de papel y copió en ella todas las cosas lindas que cada uno de sus compañeros había escrito acerca de él.

El lunes ella entregó a cada alumno su lista. Casi inmediatamente toda la clase estaba sonriendo. "¿Es verdad?", ella escuchó a alguien diciendo casi como en un susurro. "Yo nunca supe que podía significar algo para alguien", y "Yo no sabía que mis compañeros me querían tanto", eran los comentarios.

Nadie volvió a mencionar aquellos papeles en clase. La maestra nunca supo si ellos comentaron su contenido con alguno de sus compañeros o con sus padres, pero eso no era lo importante. El ejercicio había cumplido su propósito. Los alumnos estaban felices consigo mismos y con sus compañeros.

Aquel grupo de alumnos siguió adelante y progresó. Varios años más tarde uno de los estudiantes fue muerto en Vietnam y la maestra asistió a su funeral. Ella nunca antes había visto a un soldado en su ataúd militar. El se veía tan bonito y tan maduro. La iglesia estaba llena con sus amigos. Uno a uno de aquellos que tanto lo apreciaban caminaron silenciosamente para darle una última mirada.

La maestra fue la última en acercarse al ataúd.

Mientras estaba allí, uno de los soldados que actuaba como guardia de honor se acercó a ella y le preguntó: "¿Era usted la profesora de matemáticas de Marcos"?. Ella balbució: "Sí".

Entonces él dijo: "Marcos hablaba mucho acerca de usted" Después del funeral la mayoría de lo ex compañeros de Marcos fueron juntos a una merienda. Allí estaban también los padres de Marcos, obviamente deseando hablar con su profesora.

"Queríamos mostrarle algo", dijo el padre, sacando del bolsillo una billetera."

Lo encontraron en la ropa de Marcos cuando fue muerto. Pensamos que tal vez usted lo reconocería" , dijo.

Abriendo la billetera, sacó cuidadosamente dos pedazos de papel gastados que él había arreglado con cinta y que se veía que había sido abierto y cerrado muchas veces. La maestra se dió cuenta aún sin mirar mucho que era la hoja en la que ella había registrado todas las cosas lindas que los compañeros de Marcos habían escrito acerca de él.

"Gracias por haber hecho lo que hizo" dijo la madre de Marcos. "Como usted ve Marcos lo guardaba como un tesoro". Todos los ex compañeros de Marcos comenzaron a juntarse alrededor. Carlos sonrió y dijo tímidamente: "Yo todavía tengo mi lista. La tengo en el cajón de encima, de un armario que tengo en mi escritorio".

La esposa de Felipe dijo: "Felipe me pidió que pusiera el suyo en el álbum de casamiento". "Yo tengo el mío también", dijo Marilyn. "Está en mi diario". Entonces Victoria, otra de sus compañeras, metió la mano en su cartera, sacó una billetera y mostró al grupo su gastada y arrugada lista.

"Yo la llevo conmigo todo el tiempo" y sin siquiera pestañar dijo: "Yo creo que todos hemos conservado nuestras listas". Fue entonces cuando la maestra se sentó y lloró. Lloró por Marcos y por todos sus compañeros que no lo volverían a ver ...

lunes, 21 de noviembre de 2011

EL MEJOR REGALO

Un joven matrimonio entra en el mejor comercio de juguetes de la ciudad.

Hombre y mujer se entretienen mirando, sin prisas, los juguetes alineados en las estanterías. Había muñecas que lloraban y reían, juegos electrónicos, oficinas en miniatura... pero no acababan de decidirse. Se les acerca una vendedora, y la esposa le dice:

—"Mire, nosotros tenemos una niña pequeña, pero estamos casi todo el día fuera de casa y, a veces, hasta de noche".
—"Es una cría que apenas sonríe" —dijo el marido.
—"Quisiéramos comprarle algo que la hiciera feliz" —añadió la esposa—..."Algo que le diera alegría aún cuando no estemos nosotros y esté sola".

—"Lo siento"—sonrió la vendedora—, "Pero aquí no vendemos padres".

lunes, 14 de noviembre de 2011

AMOR EN CAJITA DE LECHE

Dos hermanitos en puros harapos, uno de cinco años y el otro de diez, iban pidiendo un poco de comida por las casas de la calle que rodea la colina.

Estaban hambrientos: “Vayan a trabajar y no molesten”, se oía detrás de la puerta; “Aquí no hay nada, pordioseros … ”, decía otro … Las múltiples tentativas frustradas entristecían a los niños … Por fin, una señora muy atenta les dijo: “Voy a ver si tengo algo para ustedes… ¡Pobrecitos!”.
Y volvió con una cajita de leche.

¡Que fiesta! Ambos se sentaron en la acera.
El más pequeño le dijo al de diez años: “Tú eres el mayor, toma
primero … y lo miraba con sus dientes blancos, con la boca medio abierta, relamiéndose”.

El hermano mayor mirando de reojo al pequeñito…!. Se llevó la cajita a la boca y, haciendo de cuenta que bebía, apretaba los labios fuertemente para que no le entre ni una sola gota de leche.

Después, extendiéndole la lata, decía al hermano:
“Ahora es tu turno. Sólo un poquito”. Y el hermanito, dando un trago exclamaba: “¡Está sabrosa!”
“Ahora yo”, dice el mayor. Y llevándose a la boca la cajita, ya medio vacía, no bebía nada.
“Ahora tú”, “Ahora yo”, “Ahora tú”, “Ahora yo”…

Y, después de tres, cuatro, cinco o seis tragos, el más pequeño, de cabello ondulado, barrigudito, con la camisa afuera, se acababa toda la leche… él solito.

Esos “ahora tú”, “ahora yo” me llenaron los ojos de lágrimas…Y entonces, sucedió algo que me pareció extraordinario.

El mayor comenzó a cantar, a danzar, a jugar fútbol con la caja vacía de leche. Estaba radiante, con el estómago vacío, pero con el corazón rebosante de alegría.

Brincaba con la naturalidad de quien no hace nada extraordinario, o aún mejor, con la naturalidad de quien está habituado a hacer cosas extraordinarias sin darles la mayor importancia.

De aquél muchacho podemos aprender una gran lección: "Quien da es más feliz que quien recibe."

miércoles, 9 de noviembre de 2011

UN VASO DE LECHE

Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para pagar su escuela, encontró que sólo le quedaba una simple moneda de diez centavos, y tenía hambre, mucha hambre.

Decidió que pediría comida en la próxima casa. Sin embargo, sus nervios lo traicionaron cuando una encantadora mujer joven le abrió la puerta.

En lugar de comida pidió un vaso de agua. Ella pensó que él joven parecía hambriento así que le trajo un gran vaso de leche. "¿Cómo te llamas?"
Le preguntó ella: a lo que el muchacho le respondió despacito: "Howard". ?, bebió despacio pero con muchas ganas y gusto, y entonces le preguntó, "¿Cuánto le debo? "No me debes nada," contestó Ella.

"Mi madre siempre nos ha enseñado a nunca aceptar pago por una caridad". ? dijo ..."Entonces, se lo agradezco de todo corazón.". Cuando Howard Kelly se fue de la casa, no sólo se sintió físicamente más fuerte, si no que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte. ? Había estado listo para rendirse y dejar todo, pero la ayuda le llegó en el momento que más la necesitaba.

Años después esa joven mujer enfermó gravemente. Los doctores locales estaban confundidos. Finalmente la enviaron a la gran ciudad, donde llamaron a especialistas para estudiar su rara enfermedad. Se llamó al Dr. Kelly para consultarle. Cuando oyó el nombre del pueblo de donde ella vino, una extraña luz llenó sus ojos.

Inmediatamente subió del vestíbulo del hospital a su cuarto. Vestido con su bata de doctor entró a verla y la reconoció en seguida.

Regresó al cuarto de observación determinado a hacer lo mejor para salvar su vida. Desde ese día prestó atención especial al caso. Después de una larga lucha, ganó la batalla. El Dr. Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla.

La revisó y entonces escribió algo en el borde y le envió la factura al cuarto de la paciente. Ella temía abrirla, porque sabia que le tomaría el resto de su vida para pagar todos los gastos. Finalmente la abrió, y algo llamo su atención en el borde de la factura.

Leyó estas palabras..... "Pagado por completo hace muchos años con un vaso de leche - (firmado) Dr. Howard Kelly".

jueves, 3 de noviembre de 2011

LA LUCIERNAGA Y LA SERPIENTE

Cuenta la leyenda, que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

- ¿Puedo hacerte tres preguntas?

La serpiente respondió:

- No acostumbro a dar este precedente a nadie, pero como igual te voy a devorar, puedes preguntar.

- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

- No, contestó la serpiente.

- ¿Yo te he hecho algún mal?

- No, volvió a responder.

- Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

- ¡Porque no soporto verte brillar ... !

viernes, 21 de octubre de 2011

UNA COMPAÑÍA DESAGRADABLE

El 14 de Octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar el siguiente suceso:

A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra. La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable.

La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar a primera clase a ver por si acaso podría encontrar algún lugar libre.

Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo por el hecho en si, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.

El pobre hombre, quedo incómodo y cohibido por la reacción de su compañera de fila, pero tuvo la educación de no hacer un escándalo.
El clima en la cabina era de total tensión, pero la señora se mostraba feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.

Minutos más tarde regreso la azafata y le informo a la señora:

"Discúlpeme señora, todo el vuelo esta lleno ... pero afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase. Me demoré unos instantes porque, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán. El me indicó que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable y que me autorizaba el cambio".

Los pasajeros no podían creer lo que escuchaban, pero ya la señora con cara de triunfo, empezó a levantarse de su asiento.

En ese momento la azafata se voltea y le dice al hombre de raza negra:

"Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento en la primera clase?
El capitán en nombre de la Compañía le pide sus disculpas personales por el hecho de que haya tenido que soportar una persona tan desagradable a su lado."

Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la tripulación.

Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y gracias a esa actitud, la empresa British Airways se dió cuenta que no le había dado demasiada importancia a la capacitación de su personal en el área de atención al cliente.

La empresa hizo cambios de inmediato; desde ese momento en todas las oficinas de British Airways y a la vista del personal, se lee el siguiente mensaje:

"Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero las personas nunca olvidarán como los hiciste sentir".

miércoles, 19 de octubre de 2011

EL PRECIO DE UN MILAGRO

Tere, una pequeña niña fue a su habitación y sacó un frasco que estaba escondido en su closet. Esparció su contenido en el suelo y contó con cuidado. Tres veces, incluso. el total fue contado a la perfección. No había cabida a errores.

Con cuidado regresó las monedas al frasco y cerrando la tapa, ella
salió sigilosamente por la puerta trasera y caminó 6 cuadras hasta la Farmacia de Rexall, que tenía un gran signo de jefe indio sobre la puerta.

Ella esperó pacientemente a que el farmacéutico le prestara atención, pero estaba muy ocupado por el momento. Tere movió sus pies para que rechinaran sus zapatos. Nada. Se aclaró la garganta lo más fuerte que pudo. No sirvió de nada, finalmente tomó 25 centavos del frasco y tocó en el mostrador de cristal.
Con eso fue suficiente!

"¿Y que es lo que quieres?", le preguntó el farmacéutico con tono de disgusto en la voz. "Estoy hablando con mi hermano que viene de Chicago y no lo he visto en años", le dijo el farmacéutico.

"Bueno, quiero hablarle acerca de mi hermano", Tere le contestó con el mismo tono de impaciencia. "El está realmente muy, muy enfermo ... y quiero comprar un milagro".

"¿Perdón?", dijo el farmacéutico.

"Su nombre es Andrés y algo malo ha estado creciendo en su cabeza y mi papi dice que solo un milagro puede salvarlo, ahora dime, cuánto cuesta un milagro.

"Nosotros no vendemos milagros aquí, chiquita. Lo siento pero no puedo ayudarte", dijo el farmacéutico, con voz suave.

"Oye, tengo dinero para pagarlo. Si no es suficiente, conseguiré lo que falte. Solo dime cuánto cuesta".

El hermano del farmacéutico que era un hombre muy bien vestido. Intervino y le preguntó a la niñita: "¿Qué clase de milagro necesita tu hermano?".

"No sé", replicó Tere, con los ojos muy abiertos. "Yo solo sé que está muy enfermo y mami dice que necesita una operación. Pero mi papi no puede pagarla, por eso quiero usar mi dinero".

"¿Cuánto tienes?" , le preguntó el hombre de Chicago
"Un dólar con diez y once centavos", contestó Tere, apenas audible.
"Y ese es todo el dinero que tengo, pero puedo conseguir mas si es necesario".

"Bueno, que coincidencia", sonrió el hombre.

"Un dólar y once centavos, el precio exacto de un milagro para los hermanitos".

El tomó el dinero en sus manos y con la otra sostuvo su manita enguantada y dijo: "Llévame a donde vives. Quiero ver a tu hermano y conocer a tus padres. Veamos si tengo el milagro que necesitas".

Ese hombre bien vestido era el Dr. Carlton Armstrong, un cirujano especializado en neuro-cirujía.

La operación fue completamente gratis y sin cargo alguno por su estancia en el hospital, hasta que Andrés regreso sano a casa.

Mami y papi comentaron felices de la cadena de eventos que les trajo a todo esto.
"Esa cirugía", susurraba su madre, "Fue un milagro real. Ya me imagino cuánto podría costar?"

Tere sonrió. Ella sabía exactamente cuánto cuesta un milagro... un dólar con once centavos ... más la fe de una chiquilla.

lunes, 17 de octubre de 2011

MURIÓ EL QUE IMPEDÍA TU FELICIDAD

Un día, cuando los empleados llegaron a trabajar encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito: "Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa.
Está invitado al velorio en el área de deportes".

Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.

La agitación en el área deportiva era tan grande que fue necesario llamar a los de seguridad para organizar la fila en el velorio. Conforme las personas iban acercándose al ataúd, la excitación aumentaba:

¿Quién será que estaba impidiendo mi progreso?

Uno a uno los empleados, agitados se aproximaban al ataúd, miraban al difunto y tragaban seco.

Se quedaban unos minutos en el más absoluto silencio, como si les hubieran tocado lo más profundo del alma.

Pues bien, en el fondo del ataúd había un espejo, ... Cada uno se veía a si mismo ...

martes, 4 de octubre de 2011

LADRÓN DEL CORAZÓN

Esta es la historia de una mujer que había perdido la esperanza, su vida hecha de rutinas y sueños rotos, no admitía sentimientos, solo tiempos vaciados en la nada y el silencio acompañando su desteñida soledad.

Pero cierta noche mientras ella escribía como siempre; alguien irrumpió en su casa, ella estaba inmóvil por el miedo y el sentir los pasos acercarse cada vez más la aterrorizaban. De pronto sintió que una mano le tocaba el hombro, volteó su rostro lentamente y vio un hombre parado detrás de él.

Él la miraba muy tranquilo casi despreocupado ... fue entonces cuando se inclinó y le susurró al oído:

"No temas solo soy un ladrón de corazones", ella lo miró y con cierta
ironía le dijo sonriendo: "Llévate lo que quieras y por favor cierra la puerta al salir" .

El ladrón solo dio media vuelta y se marchó.

La mujer había quedado muy confundida, no entendía quien era ese hombre ni que quería de ella.

Lo mismo sucedió noche tras noche, hasta que un día la mujer cansada de aquella situación le dijo: "¿Dime quién eres y porqué me visitas noche tras noche? "

Él la miro sonriendo y dijo:

"Soy un ladrón de corazones, hace mucho tiempo te robé el corazón sin que te dieras cuenta ,mientras el estuvo conmigo aprendí a quererlo, a escucharlo, y a comprenderlo, gracias a él ahora sé lo que es el amor, por eso estoy aquí".

La mujer muy enojada le contestó:
"Bueno si a eso viniste deja mi corazón y sal de mi casa" ... El hombre con los ojos humedecidos sacó un paquete de entre sus ropas, lo dejó sobre la mesa y partió.

La mujer con ansiedad abrió el paquete, pero lo único que había dentro era un papel con un corazón desteñido y una leyenda que decía:

"Ahora puedo devolvértelo porque sé que parte de sus colores siempre vivirán en mi".

La mujer aún llora emocionada al recordar a aquel ladrón que por amor y con amor se animó a partir, por eso quería contarles esta historia por que esa mujer soy yo y el ladrón aun late en mí.

martes, 27 de septiembre de 2011

WINTER, el delfín

El Clearwater Marine Aquarium de Florida tiene una inquilina muy especial que atrae las miradas de todos los visitantes que acceden a sus instalaciones. Se trata de Winter, una hembra de delfín de 2 años de edad que fue rescatada cuando apenas contaba con 3 meses de la Laguna Mosquito (cerca de Cabo Cañaveral) después que perdiera la cola tras caer presa en una trampa destinada a la captura de cangrejos.

Cuando llegó al centro sus posibilidades de supervivencia eran muy bajas, ya que además de la cola había perdido 2 vértebras, pero contradiciendo las previsiones de los propios veterinarios que la atendieron consiguió adaptarse al nuevo entorno en el que se encontraba y continuar hacia adelante.

Winter sobrevivió y en lugar de su cola quedo un feo muñón que le impedía hacer una vida normal para un delfín. Aun así, Winter se esforzó por aprender a nadar sin su cola. Lo hacía como un tiburón, de izquierda a derecha. Lo malo fue que los veterinarios comenzaron a preocuparse sobre cómo este movimiento afectaría su columna dorsal, ya que los delfines nadan con movimiento de arriba hacia abajo.

Por eso, uno de los expertos más conocidos en prótesis se ofreció a construir una aleta especial para Winter. “Cuando la vi me dio mucha lástima y pensé sí, ¿por qué no hacer una pequeña cola?”, explica el experto Kevn Carroll, quién nunca se imaginó que sería una tarea mucho más complicada.

Desde que se completó la construcción de la prótesis, los esfuerzos de los especialistas del Acuario se han centrado en volver a reeducar a Winter para que varíe su peculiar forma de impulsarse y saque partido a las nuevas posibilidades que le ofrece la cola biónica que le han diseñado.

Vistas las enormes ganas de vivir que demostraba Winter, se formó un grupo de trabajo integrado por los entrenadores del centro, para lo cual contaron con la ayuda de Kevin Carroll y el doctor Mike Walsh y Hanger Prosthetics and Orthotics, una empresa especializada en la construcción de prótesis para humanos, que unieron sus fuerzas para crear una cola artificial que mejorara la calidad de vida del delfín y le permitiera nadar con mayor facilidad.

Con su nueva prótesis “Winter” hace una vida normal como el resto de los delfines, ha mejorado su forma de nadar y se ha adaptado muy bien ... Es el orgullo del acuario por su convicción para vivir.

martes, 20 de septiembre de 2011

NO JUZGUES A LOS DEMÁS

Era el inicio del año escolar, dentro del salón de clases se encontraba la maestra al frente de sus alumnos de 5to Grado. En la fila de adelante hundido en su asiento estaba un niño de nombre Pedro a quien la maestra conocía desde el año anterior.

Sabía que no jugaba bien con los otros niños, que su ropa estaba desaliñada y que frecuentemente necesitaba un baño. Con el paso del tiempo la relación entre ellos se volvió incómoda, al grado que ella sentía gusto al marcar sus tareas con grandes taches en color rojo.

Un día al revisar los expedientes de sus alumnos se llevo una gran sorpresa al descubrir los comentarios de los anteriores profesores de Pedro.

“Es un niño brillante con una sonrisa espontánea, hace sus deberes limpiamente y tiene buenos modales; es un deleite tenerlo cerca".

"Pedro es un excelente alumno, apreciado por sus compañeros pero tiene problemas, su madre tiene una enfermedad incurable y su vida en casa debe ser una constante lucha".
Otro maestro escribió: "La muerte de su madre ha sido dura para él, trata de hacer su máximo esfuerzo, pero su padre no muestra mucho interés”.
Y por último: “Pedro es descuidado, no tiene amigos y en ocasiones se duerme en clase".

La maestra se dio cuenta del problema y se sintió apenada, más aún cuando al llegar Navidad, todos los alumnos le llevaron regalos envueltos en papeles brillantes y hermosos listones, excepto el de Pedro que estaba torpemente envuelto en papel de una bolsa del súper.

Algunos niños rieron; la maestra encontró un viejo brazalete de piedras y la cuarta parte de un frasco de perfume, minimizando la risa de los niños al exclamar ¡Qué brazalete tan bonito, Pedro! poniéndoselo y rociando un poco de perfume en la muñeca.

Pedro se acercó y le dijo: “Maestra, hoy usted huele como mi mamá". Ella lo abrazó y lloró.
A medida que trabajaban juntos, la maestra percibió que a Pedro, mientras más lo motivaba, mejor respondía, al final del año era uno de los niños más listos de la clase, volviéndose su consentido. Ambos se adoraban.

Un año después, encontró una nota de Pedro que decía “Usted es la mejor maestra que he tenido en toda mi vida”.
Cuatro años después, recibió otra carta, diciéndole que pronto se graduaría de la Universidad con los máximos honores.
Y le aseguró que era la mejor maestra que había tenido en su vida.

Pasaron otros cuatro años y llego otra carta, esta vez le explicó que después de haber recibido su título universitario, él decidió estudiar más y que ella era la mejor.
Solo que ahora su nombre era mas largo y la carta estaba firmada por el Cardiólogo Pedro Alonso.

El tiempo siguió su marcha y en una carta posterior, Pedro le decía que había conocido a una chica y que se iba a casar. Explicó que su padre había muerto hacia dos años y él preguntaba si ella accedería a sentarse en el lugar que normalmente esta reservado para la mamá del novio.

Por supuesto, la maestra aceptó.

El día de la boda lució aquel brazalete con varias piedras faltantes y se aseguró de usar el mismo perfume, con el que Pedro recordaba el calor de su mamá.
Se abrazaron y él susurró al oído de su maestra preferida, "Gracias, gracias por creer en mí. ¡Muchas gracias! por hacerme sentir importante y por enseñarme que yo podía hacer la diferencia". ¡Gracias maestra!

jueves, 15 de septiembre de 2011

CIBER AMOR

En realidad,no se como comenzó todo, transcurrió de forma extraña,mucha gente suele decir que el ciber-amor o el amor de lejos no existe, más sin en cambio yo digo que si ... y tú?.

Conocí a un chico muy especial por cierto,éramos amigos, la típica relación en la que se ayudan mutuamente, hasta que me di cuenta de que cuando no estaba "conectado" me sentía muy sola, y no tenía caso seguir on-line si no estaba él, creo que el sentía lo mismo,pues comencé a recibir e-mails suyos con argumentos muy lindos como: te extraño mucho... te quiero... porque no estas en línea,me haces falta ... y muchos más... así pasó el tiempo y me fui encariñando más y más,hasta que llegó el día en que decidimos ser más que amigos... fue el paso más lindo que he dado en mi vida.

Como todos,comencé con un TE QUIERO,muy sincero por cierto,con el tiempo llegó el "Te necesito", "Te extraño más que nunca", hasta el "TE AMO"... y créeme no conozco otra palabra más en la que pueda expresar este sentimiento tan grande y puro que siento, ese "Te amo" es tan pequeño a comparación del amor que le tengo,así poco a poco fue creciendo mi amor,sin embargo la distancia no me importó al parecer a el tampoco.

Al oírlo hablar por el otro lado del teléfono lo siento tan cerca,tan dentro de mi que llego a creer que esta aquí a mi lado y siento unas ganas enormes de abrazarlo y decirle cuánto le amo,decirle que cada día que pasa le aprecio más y más,pero también quisiera decirle que este vacío que existe en mi corazón duele,duele no tenerlo cerca de mi,duele el no saber si esta bien,la distancia me mata lenta y dolorosamente, pero recuerdo sus palabras de aliento llenas de amor y mi corazón parece recobrar vida y no deja de amarle.

Ahora dime el ciber-amor ¿existe?... para mí si... Para el verdadero amor no hay fronteras,ni distancia alguna,el amor existe si uno lo desea con el corazón, no con la mente...

¿Te ha pasado algo similar?... Solo puedo decirte que no finjas alguien quien no eres, sé tú mismo,y abre las puertas de tu corazón, que pronto llegará, cuando menos te des cuenta, esa persona con la que podrás compartir un sin fin de emociones, de momentos maravillosos, con la que crecerás y quizás morirás, si ya la tienes vive al máximo cada día y dile lo que sientes, no dudes en hacerlo porque quizás mañana ya no estés para hacerlo... Vive y ama sinceramente...

... Actualmente me encuentro casada con este chico, (por el que nadie hubiera apostado nada) tengo una maravillosa familia ... y  todo es perfecto ... Ahora es tu turno.

lunes, 12 de septiembre de 2011

VIEJA Y ARRUGADA

De verdad que hoy fue un día interesante en la escuela”, le dijo Andrés a su mamá quien estaba ocupada limpiando el refrigerador.

“¿Verdad?”, preguntó la madre. “¿Qué hiciste hoy?”

“Tuvimos una charla acerca de la eutanasia”, dijo Andrés. “Yo pensaba que la eutanasia era un grupo de la China”.

La madre se rió. “Cuéntame más de esa charla”.

“Bueno, la señorita García, mi profesora, nos preguntó qué debiéramos hacer con las personas mayores en nuestro país, explicó Andrés. Ella quiere que escribamos acerca de qué creemos que se debe hacer. Nos dijo que algunas personas piensan que debemos dejar de pagar por el cuidado de estas personas y dicen que debemos ponerlos a dormir con una droga cuando llegan a viejos y ya no son útiles, a lo cual llamó muerte digna. Eso es lo que es la eutanasia”.

“¿Y qué es lo que vas a escribir?”, le preguntó la mamá.

“No sé”, contestó Andrés. “Yo pienso que está mal, pero la gente a favor de la eutanasia dice que las personas mayores no quieren vivir”.

La madre se quedó pensando por un momento mientras limpiaba el estante del refrigerador. Luego sacó una naranja del refrigerador y se la pasó a Andrés. “Antes de que te pongas a escribir, ¿por qué no tomas una merienda?”, le propuso. “Cómete esta naranja”.

“¡Mamá!” exclamó Andrés. “¿Por cuánto tiempo ha estado esto allí? ¿Cinco años? Está vieja y de color café y toda arrugada”.

“Pártela y ábrela”, le propuso la madre. Andrés obedeció y con gran asombro encontró que la naranja estaba jugosa y dulce.

“Está deliciosa”, le dijo.

“Vaya, y estuviste a punto de botarla; te hubieras perdido de una delicia”.

“Mamá, ¿estás tratando de decirme algo con esta naranja?”, le preguntó Andrés receloso. “Cuando hagas tu escrito sólo quiero que recuerdes que viejo no significa inútil”, le dijo la mamá. “Aún cuando una persona parezca inútil, es valiosa para Dios y nos puede dar la oportunidad de practicar la bondad y la amabilidad y cuidarlos con amor. Dios no los recompensa”.

jueves, 8 de septiembre de 2011

EL ABRAZO DEL RESCATE

Esta es la fotografía de un artículo del Reader's Digest de mayo de 1996 titulado "The Rescuing Hug" (El abrazo del rescate).

El artículo habla de la primera semana de vida de un par de gemelas llamadas Kyrie y Brielle Jackson nacidas el 17 de Octubre del '95. Aparentemente, cada una estaba en su respectiva incubadora, y se esperaba que una falleciera, debido a serios problemas de salud con los que había nacido.

Una enfermera del hospital, en contra de las reglas, puso a los bebés en la misma incubadora.

Cuando las bebés estubieron juntas, la bebé más sana, Kyrie, colocó su brazo sobre su hermana Brielle en un pequeño abrazo. En ese instante, el ritmo de corazón de la pequeña bebita comenzó a estabilizarse y su temperatura se elevó a lo normal.

Ambas sobrevivieron. Y el hospital cambió sus normas después de ver el efecto que produce la cercanía de bebés hermanos en su desarrollo emocional y físico.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Una novia le dice a su novio ...

¿Me Quieres?
Y él contestó que NO.

¿Piensas que soy linda?
Y él contestó que NO.

¿Me tienes en tu corazón?
Y él contestó que NO.

¿Si me fuera llorarías por mí?
Y también contestó que NO.

Ella, triste se dio media vuelta para irse y él la agarró del brazo y le dijo:

No te quiero, TE AMO.
No pienso que seas linda, PIENSO QUE ERES HERMOSA.
No estas en mi corazón, ERES MI CORAZÓN.
No lloraría por ti, MORIRÍA POR TI.

jueves, 18 de agosto de 2011

JUEGO DE NOVIOS

Daniel y Jazmín están sentados en un parque un día:

Daniel: Supongo que somos las sobras de este mundo.

Jazmín: Creo que sí, todas mis amigas tienen novio y nosotros somos los únicos en este mundo sin una persona especial en nuestras vidas.

Daniel: Y entonces ¿Qué haremos?

Jazmin: ¡Ya sé! Hay que jugar un juego.

Daniel: ¿Qué juego?

Jazmín: Yo seré tu novia por 30 días y tú serás mi novio.

Daniel: Si, y aparte no tengo nada que hacer en estos días.

Día 1 ... Los dos vieron su primera película de amor junto.

Día 4 ... Fueron a la playa y tuvieron un tiempo solos.

Día 12 ... Daniel invitó a Jazmín al circo y entraron a la casa de terror... Jazmín se asustó y agarró la mano de Daniel pero al mismo tiempo agarró la mano de alguien más y los dos rieron.

Día 15 ... Fueron con un adivino y le preguntaron consejos de su futuro y el adivino dijo "Tesoros míos, no mal gasten el tiempo que tienen juntos... pasen el resto de su tiempo juntos felices", y después lágrimas empezaron a salir de los ojos del adivino.

Día 20 ... Jazmín invitó a Daniel a ver una estrella fugaz... Jazmín deseó algo en voz baja para que Daniel no la escuchara.

Día 28 ... Fueron a un lugar en autobús y como se estaba moviendo bruscamente el autobús se dieron su primer beso por accidente.

Día 29 11:37 pm ... Daniel y Jazmín se sentaron en el mismo parque donde decidieron jugar siendo novios.

Daniel: Estoy cansado... ¿Quieres algo de tomar? Voy a ir a la tienda que está aquí abajo.

Jazmín: Jugo de manzana, por favor...

20 min. Después ... Un desconocido se acercó a Jazmín.

Desconocido: ¿Conoces a Daniel?

Jazmín: Si ... ¿Por qué?

Desconocido: Es que un conductor emborrachado lo atropelló y está en una situación muy crítica en el hospital.

11:57 pm. El doctor sale del cuarto de emergencias y le enseña a Jazmín un jugo de manzana y una carta.

Doctor: Lo encontramos en su bolsillo.

Jazmín lee la carta y dice: "Estos últimos días me he dado cuenta que eres una chica muy bonita y creo que me estoy enamorando de ti y antes de que el juego termine te quiero pedir que seas mi novia para siempre... Te amo Jazmín ... "

Jazmín desgarra el papel y grita: 'No te puedes morir Daniel...yo te amo...recuerdas cuando vimos la estrella fugaz yo desee que este juego nunca acabara. Por favor no me dejes.... ¡¡yo te amo!! ...no me puedes hacer esto.

Y de repente el reloj da las 12 ... Y el cuerpo de Daniel deja de funcionar...

Y era el día 30 ...

lunes, 15 de agosto de 2011

DONANDO SANGRE

Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un hospital de Stanford, conocí a una niña llamada Liz quien sufría de una extraña enfermedad.

Su única oportunidad de recuperarse aparentemente era una transfusión de sangre de su hermano de 5 años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad.

El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a dar su sangre a su hermana. Yo lo vi dudar por solo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: Si, lo haré, si eso salva a Liz.

Mientras la transfusión continuaba, el estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, y sonriente mientras nosotros lo asistíamos a el y a su hermana, viendo retornar el color a las mejillas
de la niña.

Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. El miro al doctor y le preguntó con voz temblorosa. ¿A qué hora empezaré a morirme? Siendo solo un niño, no había comprendido al doctor; el pensaba que le daría toda su sangre a su hermana. Y aún así se la daba ...

viernes, 12 de agosto de 2011

EL BILLETE DE 50 €

Pablo, con el rostro abatido de pesar, se reune con su amiga Laura en un bar a tomar un café. Deprimido, descargó en ella sus angustias … ¡Que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación!…Todo parecía estar mal en su vida.

Laura introdujo la mano en su bolso, sacó un billete de 50 € y le dijo:

-"¿Quieres este billete?"

Pablo, un poco confundido al principio, le contestó:

-"Claro, Laura…son 50 Euros, ¿Quién no los querría?"

Entonces Laura tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola. Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle:

-"Y ahora, ¿Lo quieres también?"

-"Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 € ".

-"Claro que lo cogeré si me lo das. Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado".

-"¿Lo sigues queriendo?"

-"Mira, Laura, sigo sin entender a donde vas, pero es un billete de 50 €, y mientras no lo rompas, conserva su valor"

-"Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido … Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado".

Pablo se quedó mirando a Laura sin atinar con palabra alguna, mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.

Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó:

-"Toma, guárdalo, para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal … pero me debes un billete nuevo de 50 € para poderlo usar con el próximo amigo que lo necesite".

Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta. Pablo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó y con una renovada energía llamó al camarero para pagar la cuenta.

miércoles, 10 de agosto de 2011

LA HISTORIA DE KYLE

Un día, cuando era estudiante de secundaria, vi a un compañero de mí clase caminando de regreso a su casa. Se llamaba Kyle. Iba cargando todos sus libros y pensé: "¿Por qué se estará llevando a su casa todos los libros el viernes? ¡Debe ser un "nerd"!.

Yo ya tenia planes para todo el fin de semana: Fiestas y un partido de fútbol con mis amigos el sábado por la tarde, así que me encogí de hombros y seguí mi camino.

Mientras caminaba, vi a un montón de chicos corriendo hacia él, cuando lo alcanzaron, le tiraron todos sus libros y le hicieron una zancadilla que lo tiró al suelo. Vi que sus anteojos volaron y cayeron en el pasto como a tres metros de él. Miró hacia arriba y pude ver una tremenda tristeza en sus ojos. Mi corazón se estremeció, así que corrí hacia él mientras gateaba buscando sus anteojos.

Ví lágrimas en sus ojos. Le acerqué a sus manos sus anteojos y le dije, "¡Esos chicos son unos tarados, no deberían hacer esto!". Me miró y me dijo: "¡Hola, gracias!" Había una gran sonrisa en su cara; una de esas sonrisas que mostraban verdadera gratitud. Lo ayudé con sus libros. Vivía cerca de mi casa. Le pregunté por que no lo había visto antes y me contó que se acababa de cambiar de una escuela privada. Yo nunca había conocido a alguien que fuera a una escuela privada.

Caminamos hasta casa. Lo ayudé con sus libros; parecía un buen chico. Le pregunté si quería jugar al fútbol el sábado, conmigo y mis amigos, y aceptó.

Estuvimos juntos todo el fin de semana. Mientras más conocía a Kyle, mejor nos caía, tanto a mí como a mis amigos. Llegó el lunes por la mañana y ahí estaba Kyle con aquella enorme pila de libros de nuevo. Me paré y le dije: "Hola, vas a sacar buenos músculos si cargas todos esos libros todos los días". Se rió y me dio la mitad para que le ayudara. Durante los siguientes cuatro años, Kyle y yo nos convertimos en los mejores amigos.

Cuando ya estábamos por terminar la secundaria, Kyle decidió ir a la Universidad de Georgetown y yo iría a la de Duke. Sabía que siempre seríamos amigos, que la distancia no sería un problema. Él estudiaría medicina y yo administración, con una beca de fútbol. Kyle fue el orador de nuestra generación. Yo lo cargaba todo el tiempo diciendo que era un "nerd".

Llegó el gran día de la Graduación. Él preparó el discurso.

Yo estaba feliz de no ser el que tenía que hablar. Kyle se veía realmente bien. Era uno de esas personas que realmente se había encontrado a sí mismo durante la secundaria, había mejorado en todos los aspectos y se veía bien con sus anteojos. ¡Tenia más citas con chicas que yo y todas lo adoraban! ¡Caramba! Algunas veces hasta me sentía celoso... Hoy era uno de esos días.

Pude ver que él estaba nervioso por el discurso, así que, le di una palmadita en la espalda y le dije: "Vas a ver que estarás genial, amigo". Me miró con una de esas miradas (realmente de agradecimiento) y me sonrió.

"Gracias" me dijo.

Limpió su garganta y comenzó su discurso: "La Graduación es un buen momento para dar gracias a todos aquellos que nos han ayudado a través de estos años difíciles: tus padres, tus maestros, tus hermanos, quizá algún entrenador... pero principalmente a tus AMIGOS. Yo estoy aquí para decirles a ustedes, que ser amigo de alguien es el mejor regalo que podemos dar y recibir, y a propósito, les voy a contar una historia.

Yo miraba a mi amigo incrédulo, cuando comenzó a contar la historia del primer día que nos conocimos.

Aquel fin de semana él tenía planeado suicidarse. Habló de cómo limpió su armario y por qué llevaba todos sus libros con él: Para que su madre no tuviera que ir después a recogerlos a la escuela.

Me miraba fijamente y me sonreía. “Afortunadamente fui salvado. Mi amigo me salvó de hacer algo irremediable”. Yo escuchaba con asombro como este apuesto y popular chico contaba a todos ese momento de debilidad. Sus padres también me miraban y me sonreían con esa misma sonrisa de gratitud.

En ese momento me di cuenta de lo profundo de sus palabras: “Nunca subestimes el poder de tus acciones: con un pequeño gesto, puedes cambiar la vida de otra persona, para bien o para mal. Dios nos pone a cada uno frente a la vida de otros para impactarlos de alguna manera”.

miércoles, 3 de agosto de 2011

TOMA SU MANO

Un hombre de más de treinta años de casado con su novia de la infancia dijo: "Todavía me gusta tomar la mano de mi esposa".

A continuación, sin embargo, admitió que la motivación era distinta a cuando era una adolescente."Cuando éramos jóvenes", reflexionó, "Sentía una descarga eléctrica cuando tocaba su mano. Ahora mi vida parece cargada de demasiada electricidad y siento paz cuando tomo su mano".

El tomarse de las manos puede significar mucho más que "Te amo". A veces puede significar: "Te necesito", "Me importas" o solo "Aquí estoy".

lunes, 1 de agosto de 2011

MI PEQUEÑA COLEGIALA

Yo lo sabía. Lo sabía desde aquella mañana que lo vi.

Él estaba con sus amigos y sus notas.Cuando se quitó el casco,delante de aquel pub ... lo vi y ... ¡Dios! lo que sentí.

Sus ojos tan azules como el cielo,y transparentes como el mar,su tez curtida y morena, su pelo negro más oscuro que la noche.

Un anillo colgaba alegremente de su oreja,y supe entonces que me iba a costar no amarlo, y me iba a costar olvidarlo.

Él se volvió cuando uno de sus amigos,gritó su nombre ¡Bendito nombre! ...Benditas letras que lo componían, lo que significaba, sabía que, por la noche mi última palabra sería para él.

En muy pocos días mis libros y mis cuadernos, se llenaron con su nombre y mi corazón,de sueños y fantasía.

Cada tarde salía de clase,iba al parque donde sabía que él estaría,y lo observaba desde una esquina.

Temerosa de que me viera vestida de colegiala,y me tomara como una niña. La niña que soy pero con el corazón, capaz de todo el amor del mundo.
Y cuando se reía ¡Dios lo que sentía!.Creía morirme, echaba ligeramente la cabeza hacia atrás, adquiriendo el gesto revoltoso de un niño.

Un día sentada en el parque, él estaba sentado frente a sus amigos. Dio la última calada a su cigarro, arrancó la moto y se marchó.

Yo lo seguí con la mirada cuando de pronto apareció un auto de color rojo vivo; salió de la calle prohibida.

Yo grité entonces... Aquel horrible ruido de cristales rotos.

Salí corriendo hacia él, las lágrimas me nublaban la vista, tenía medio cuerpo debajo del coche, estaba boca abajo, con la cabeza ladeada y un brazo destrozado.
El conductor salió del coche,diciendo una y otra vez que lo sentía, me agaché y puse su cabeza en mis rodillas, le quedaba un soplo de vida.

¡Me miró!... Sus ojos reflejaban tranquilidad aunque su rostro se crispaba de dolor y del borde de sus labios un poquito de sangre desaparecía en su camisa.

Sólo dijo una frase: "TÚ, MI PEQUEÑA COLEGIALA" y dejó de existir.

... Estaba destrozada para llorar, le cerré sus ojos azules para siempre, cuando me di la vuelta vi a sus amigos alrededor, quietos, viendo el cuerpo sin vida.

Comencé a caminar torpe y lentamente,y como un susurro oí: "ES LA CHICA DE LA QUE ESTABA ENAMORADO".

Eché a correr y cuando creía que mis entrañas iban a explotar hasta donde él estaba. Supe que era yo su pequeña colegiala, la que había oído el grito de su corazón.

jueves, 28 de julio de 2011

¿QUÉ ES EL AMOR? (Visto por los Niños)

En un experimento realizado en una escuela elemental de Estados Unidos, un grupo de profesionales le propuso a varios niños, con edades de 4 a 8 años, la siguiente pregunta: ¿Qué significa amor?.

Y las respuestas obtenidas fueron más amplias y profundas de lo que cualquiera pudo imaginar:

•Amor es el primer sentimiento que hay antes de que todas las cosas malas aparezcan.

•Cuando mi abuelita empezó a padecer artritis no podía pintarse las uñas de los pies; así que mi abuelito se las pintaba todo el tiempo aún cuando empezó a padecer artritis en sus manos, eso es amor.

•Cuando alguien te ama, la forma en que esa persona dice tu nombre es diferente. Sabes que tu nombre está seguro en su boca.

•Amor es cuando una muchacha se pone perfume y un muchacho se pone colonia, salen juntos y se huelen mutuamente.

•El amor es cuando sales con alguien a comer y le das la mayoría de tus papitas a la francesa sin hacer que esa otra persona te dé de las suyas.

•Amor es cuando alguien te hace daño, te enojas mucho, pero no le gritas porque sabes que eso herirá sus sentimientos.

•Una vez mi hermana mayor enfermó, se le llenó todo su cuerpo de ronchitas, y su novio venía todos los días a verla y no le daba miedo enfermarse, él la acariciaba en las noches en su cama hasta que se dormía y luego se iba, eso es amor.

•Amor es lo que te hace sonreír cuando estás cansado.

•Amor es cuando mi mamá hace café para mi papá y ella prueba un poquito primero antes de dárselo, para estar segura de que sabe bien.

•Amor es cuando besas todo el tiempo, luego te cansas de besar, pero aún quieres estar junto a esa persona y entonces se hablan más.

•Amor es lo que hay en el cuarto contigo en Navidad si dejas de abrir regalos y escuchas.

•Cuando le dices a alguien algo malo acerca de ti mismo y tienes miedo de que no te quieran más; pero te sorprendes de que no sólo aún te aman, sino que te aman aun más.

•Amor es cuando le dices a un muchacho que te gusta su camisa y él la usa todos los días.

•Amor es como una viejita y un viejito que aún son amigos aún después de conocerse muy, pero muy bien.

•Durante mi primer recital, yo estaba en el escenario muy asustada, miré a toda la gente que me estaba viendo y vi a mi papá saludándome y sonriéndome; él era el único haciendo eso y entonces ya no sentí miedo.

•Mi mamá me ama más que nadie, nunca verás a nadie más besarme por las noches antes de irme a dormir.
•Amor es cuando mami le da a papi el pedazo de pollo más grande.

•Amor es cuando mami ve a papi sudoroso y oloroso y aún así dice que es más guapo que Robert Redford.

•Amor es cuando tu perrito te chupa la cara aún cuando lo has dejado todo el día solo.

•Yo sé que mi hermana mayor me ama porque ella me da toda su ropa que no usa y después ella tiene que ir a comprar otra.

*** Uno no debería decir “Te amo” cuando en realidad no es así… pero si realmente amas a alguien deberías decírselo, puede ser que a esa persona se le haya olvidado.***

lunes, 25 de julio de 2011

PRONÓSTICO

Una joven madre a quien le habían diagnosticado una forma de cáncer tratable regresó a su casa del hospital, sintiéndose incómoda por su apariencia física y la pérdida del cabello, ocasionada por las radiaciones.

Cuando se instaló en una de las sillas de la cocina, su hijo apareció silenciosamente en el umbral, estudiándola con curiosidad.

Entonces su madre comenzó el discurso que había preparado para ayudarle a comprender lo que veía, el niño vino corriendo, se acomodó en su regazo, puso su cabeza contra su pecho y se aferró a ella.

Ella le decía en ese momento: “Y dentro de un tiempo, ojalá pronto, luciré como antes y entonces estaré mejor”.

El niño se enderezó pensativo. Con la franqueza de sus seis años, respondió sencillamente: “DIFERENTE CABELLO, EL MISMO CORAZÓN”.

Su madre ya no tuvo que esperar un tiempo para sentirse mejor. Ya estaba mejor.

Rochelle M. Pennington

miércoles, 20 de julio de 2011

AUXILIO EN LA LLUVIA

Una noche, a las 11:30 una mujer afroamericana de edad avanzada estaba parada en el hombrillo de una autopista en Alabama tratando de soportar una fuerte tormenta; su carro se había descompuesto y ella necesitaba desesperadamente que la llevaran.

Toda mojada, ella decidió detener el próximo carro, un joven blanco se detuvo a ayudarla, a pesar de todos los conflictos que habían ocurrido durante los sesenta. El joven la llevó a un lugar seguro, la ayudó a obtener asistencia y la puso en un taxi; ella parecía estar bastante apurada, anotó la dirección del joven.

Le agradeció y se fue. Siete días pasaron cuando tocaron la puerta de su casa, para su sorpresa, un televisor pantalla gigante a color le fue entregado a su casa por correo; tenía una nota especial adjunta al paquete; esta decía:

"Muchísimas gracias por ayudarme en la autopista la otra noche. La lluvia anegó no sólo mi ropa sino mi espíritu, entonces apareció usted. Gracias a usted, pude llegar al lado de la cama de mi marido agonizante, justo antes de que muriera".

"Dios lo bendiga por ayudarme y por servir a otros desinteresadamente".

"Sinceramente, la Señora de Nat King Cole".

miércoles, 13 de julio de 2011

LA PÉRDIDA DE UNA BELLA OPORTUNIDAD

Nunca olvidaré el primer dia que vi "Un sueño ambulante", su nombre era Alejandra Ravasini(nombre ficticio para proteger a un ser fantástico). Su sonrisa, que brillaba bajo dos ojos resplandecientes, era eléctrica y hacía que la persona favorecida con ella (especialmente si se trataba de un chico), se sintiera en el séptimo cielo.

Aunque su belleza física era deslumbrante, yo siempre recordaré su belleza imvisible. Su aprecio por las personas era genuino y, además, tenía el gran talento de saber escuchar. Su sentido del humor podía iluminarle a uno el día entero, y sus sabias palabras eran exactamente lo que uno nesecitaba escuchar. Alejandra no solo era admirada, sino también sinceramente respetada por ambos sexos, Tenía todas las características para ser la persona más vanidosa del planeta y, sin embargo era en extremo humilde.

Sobra decir que ella era el sueño de todos los muchachos. Y en especial el mío. Una vez tuve la oportunidad de acompañarla hasta su clase, y en otra ocasión pude almorzar con ella a solas. Me sentía el dueño del mundo.

Yo me decía: "Si llegara a tener una novia como Alejandra Ravasini, jamás volvería a mirar a otra mujer". Pero llegué a la conclusión de que una persona tan sobresaliente ya tenía que estar saliendo con algún tipo mucho mejor que yo. Aunque era el presidente del consejo estudiantil, daba por hecho que no tenía más leve posibilidad de conquistar a Alejandra.
De modo que el día del grado le dije adiós a mi primer amor.

Un año despues me encontré con su mejor amiga en un centro comercial y almorzamos juntos. con un nudo en la garganta, le pregunté por Alejandra.
" Pues al fin pudo reponerse de su amor por ti", fue la respuesta.

-¿De qué hablas?, inquirí.

- Tú fuiste demasiado cruel con ella. La ilusionaste, acompañándola a clase a cada rato y haciéndole pensar que te interesaba. ¿Te acuerdas de la vez que almorzaste con ella?. Pues la tuviste sentada junto al telefono todo el fin de semana. Ella estaba segura de que la ibas a llamar para imvitarla a salir".

Temia tanto su rechazo que nunca me atreví a manifestarle mis sentimientos. Supongamos que la hubiera imvitado a salir y me hubiera dicho que no. ¿Que sería lo peor que me habría sucedido? Pues que no hubiera salido con ella ¿Y adivinen que? ¡DE TODAS FORMAS NO TENÍA CITA CON ELLA?.

Lo que me hace sentír peor es que probablemente sí hubiera podido concertar una cita, si al menos lo hubiera intentado.

Jack Schlatter

lunes, 11 de julio de 2011

LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE

Durante mi segundo semestre en la escuela de enfermería, nuestro profesor nos dio un examen sorpresa. Yo era un estudiante consciente y leí rápidamente todas las preguntas, hasta que leí la ultima:

"¿Cuál es el primer nombre de la mujer que limpia la escuela?".

Seguramente esto era algún tipo de broma. Yo había visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Ella era alta, cabello oscuro, como de cincuenta años, pero ¿Cómo iba yo a saber su nombre?.

Entregué mi examen, dejando la última pregunta en blanco. Antes de que terminara la clase, alguien le preguntó al profesor si la última pregunta contaría para la nota del examen.

"Absolutamente", dijo el profesor. En sus carreras ustedes conocerán muchas personas. Todas son importantes. Ellos merecen su atención y cuidado, aun sólo si ustedes les sonríen y dicen ¡Hola!.

Yo nunca olvidé esa lección.

También aprendí que su nombre era Dorothy.

martes, 5 de julio de 2011

EL SECRETO DE LA FELICIDAD

He aquí la fábula más hermosa sobre una niña huérfana que no tenía familia o persona que la quisiera.

Cierto día mientras caminaba por la vera del río sintiéndose más triste y solitaria que de costumbre, observó una pequeña mariposa atrapada cruelmente en una espina.

Cuando más luchaba por liberarse, más laceraba su frágil torso. Con delicadeza la huerfanita liberó la mariposa de su cautiverio ésta al verse libre, en vez de emprender el vuelo se convirtió en una bella hada.

La jovencita no podía creer lo que veían sus ojos.

El Hada bondadosa le dijo a la niña: “Para agradecerte tu maravilloso gesto te concederé cualquier deseo”.

La pequeña pensó un momento y le contestó: “¡Deseo ser feliz!”.

“De acuerdo”, dijo el hada inclinándose para hablarle al oído, y acto desapareció.

A medida que la pequeña fue creciendo, en toda la comarca no se encontraba una persona más feliz que ella.

Todos deseaban conocer su secreto. Ella se limitaba a sonreír mientras decía:

“Yo sólo escuché las palabras de un hada cuando era pequeña”.

Cuando ya era anciana y estaba en su lecho de muerte, todos los vecinos se arremolinaron a su alrededor, deseosos de hacerse de su fórmula de maravillosa de la felicidad antes de que muriera. “Por favor cuéntanos”, le rogaron, “Cuéntanos lo que te dijo el hada”.

La bella anciana sonrió y contestó: “Me dijo que cada persona, por más segura de sí misma que pareciera, o por más joven o vieja, rica o pobre que fuera, necesitaba de mí”.

Tomado de Speaker’s Sourcebook

martes, 28 de junio de 2011

LA VIDA NO SE TRATA DE ESO

Durante todo el año había deseado participar en el retiro nocturno que ofrecía nuestro colegio a todas las niñas que cursaban el primer año de bachillerato. El objetivo de este retiro consistía en charlar sobre el enfoque que estábamos dándole nuestra vida, e intercambiar ideas sobre nuestros problemas, interés y preocupaciones relacionadas con el colegio, los amigos, los novios y demás.

Llegué del retiro llena de optimismo. Había aprendido muchas cosa que podrían ser útiles en mi relación con la gente. Decidí guardar las notas del retiro en mi diario, el lugar donde se encuentran la mayoría de mis posesiones más preciadas. Sin pensarlo mucho lo coloqué sobre una cómoda y terminé de desempacar.
Después de la convivencia me sentía tan realizada que comencé la semana con muchas expectativas. Sin embargo, esta semana resultó ser un desastre emocional. Un amigo me hirió tremendamente, discutí con mi madre, y mis calificaciones, especialmente las de inglés, me tenían muy preocupada. Para rematar este triste cuadro, el baile de gala del colegio me traía muy nerviosa.
Sin lugar a la exageración puedo decir que casi todas las noches me dormía con lágrimas en los ojos. Había tenido la esperanza de que el retiro tuviera un efecto tranquilizado, y calmara mi nerviosismo; pero, por el contrario, empecé a pensar que solo había sido un paliativo temporal.

El viernes por la mañana desperté con el corazón apesadumbrado y una actitud negativa. También estaba retrasada. Me vestí aceleradamente, sacando presurosa un par de medias de un cajón de la cómoda. Al cerrar estrepitosamente el cajón, mi diario cayó al piso regando gran parte de su contenido por el suelo. Al arrodillarme para recogerlo, una de las hojas desparramadas me llamó la atención. Me la había dado la directora del retiro. La abrí y comencé a leer:

"La vida no tiene que ver con llevar cuentas. No se trata de competir por el número de personas que te llaman, como tampoco de hacer alarde de los noviazgos que has tenido, estás teniendo o piensas tener. No se trata de los chicos que has besado, los deportes que practicas, o cuál chico o chica te cae bien. No se trata del cabello, los zapatos, el color de la piel, dónde vives y a qué colegio asistes.
De hecho, no se trata de calificaciones, dinero, prendas vestir o de las universidades que te ofrecen cupo. La vida no se mide por el número de amigos que tienes, o por sí eres un ser solitario, como tampoco se trata de que seas popular o rechazarlo. La vida no tiene nada que ver estas cosas.
La vida tiene que ver con personas que amas y con aquéllas a quienes hieres.

Tiene que ver con cómo te sientes acerca de de ti mismo. Tiene que con sentimientos de confianza, felicidad y compasión. Tiene que ver son salir en defensa de los amigos y con reemplazar odios del alma por amor. La vida tiene que ver con evitar la envidia, superar la ignorancia y edificar sobre la confianza. La vida tiene que ver con lo que se dice y con lo que se quiere decir. Tiene que ver con aceptar a las personas por lo que son y no por lo que tiene, sobre todo, la vida tiene que ver con decidir cómo utilizar nuestra existencia para tocar la de otro ser, de una forma que jamás habría sido posible de otra manera. Estas disyuntivas son la esencia".

Ese mismo día obtuve excelentes calificaciones en el examen de inglés, Ese fin de semana me divertí con mis amigos y tuve el valor de dirigirle la palabra al chico que me caía en gracia. Le dediqué más tiempo a la familia y procuré escuchar a mí mamá. Hasta encontré un vestido espectacular para el baile de gala del colegio, y me divertía muchísimo. Y todo esto no se debió a mi buena suerte o porque sucedió un milagro, sino a mi disposición de ánimo y al vuelco que le di a mi corazón.

Caí en cuenta de que a veces tengo que hacer un alto en el camino para recordar las cosas que verdaderamente tienen importancia, tales como las que aprendí en nuestro retiro.
Este año soy parte de los alumnos que están a punto de graduarse y asistiré a los retiros de este grupo. Pero todavía guardo mi hoja de papel en el diario, para cucando necesite recordar las cosas esenciales de la vida.

Katie Leicht

miércoles, 22 de junio de 2011

ZANAHORIAS, HUEVOS Y CAFÉ

Había una vez una hija que a menudo se quejaba a su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.

Las dejó hervir sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose que estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó la zanahorias y las puso en un tazón. Sacó los huevos y los puso en otro tazón. Sacó el café y lo puso en un tercer tazón.

Mirando a su hija le dijo: "Querida ¿qué ves?”

"Zanahorias huevos y café"- fue su respuesta.

Entonces la hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas.

Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera... Luego de sacarle la cáscara observó que estaba duro.

Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: "¿Qué significa esto, padre?"

Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente.

La zanahoria llegó al agua, fuerte, dura... pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer.

El huevo había llegado al agua frágil. Su cáscara fina protegía su interior líquido. Pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido...

Los granos de café sin embargo eran únicos. Después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua.

"¿Cuál eres tú?", le preguntó a su hija.
Cuando la adversidad llama a tu puerta ¿Cómo respondes? ¿Eres una zanahoria, un huevo o un grano de café?".

martes, 21 de junio de 2011

COMO EL LÁPIZ

Un pequeño niño miraba a su abuelo escribir una carta. En un momento dado le preguntó:
- ¿Abuelo, estás escribiendo una historia que nos pasa a los dos?
¿Es, por casualidad, una historia sobre mí­?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto:
- Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.

El nieto miró el lápiz intrigado, y no vio nada de especial en él, y preguntó:
- ¿Qué tiene de particular ese lápiz?
El abuelo le respondió:
- Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán siempre de ti una persona en paz con el mundo:

Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos.Esta mano la llamamos Dios, y siempre te conducirá en dirección a su voluntad.

Segunda cualidad: De vez en cuando necesitas dejar lo que estás escribiendo y usar el sacapuntas. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, estará más afilado. Por lo tanto, debes ser capaz de soportar algunos dolores, porque te harán mejor persona.

Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar aquello que está mal. Entiende que corregir algo que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.

Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, cuida siempre de lo que sucede en tu interior.

Quinta cualidad: El lápiz siempre deja una marca. De la misma manera, has de saber que todo lo que hagas en la vida, dejará trazos. Por eso intenta ser consciente de cada acción.

Paulo Coelho

viernes, 17 de junio de 2011

El equipo Hoyt

Un día el hijo le preguntó a su padre, “Papá, formarías parte en el maratón conmigo? El padre respondió, “si”.Fueron al maratón y lo completaron juntos. Padre e hijo fueron juntos a otros maratones.., el padre siempre decía “si” a las solicitudes de su hijo de ir juntos en las carreras.

Un día, el hijo le preguntó a su padre, “ Papá, vamos a participar juntos en el 'Ironman?' 'El padre le dijo “si” también.El triatlón Ironman abarca un 2,4 millas (3,86 kilómetros) nadando en los océanos.., seguida por una 112 millas (180,2 kilómetros) en bicicleta.., y terminando con un 26,2 millas (42,195 kilómetros) maratón a lo largo de la costa de Big Island.

Son Dick y Rick Hoyt.


(Dick Hoyt) e hijo (Rick Hoyt, nacido en 1962) en Massachusetts compiten juntos en maratones, triatlones y otros desafíos físicos. Rick tiene una discapacidad adquirida al momento de nacer por falta de oxígeno a su cerebro ya que su cordón umbilical se enredó alrededor de su cuello lo que le originó una parálisis cerebral. Dick lo lleva en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial cuando ellos nadan y lo empuja en una silla de ruedas adaptada cuando ellos corren.

Gracias a sus padres, que ignoraron el diagnóstico de los médicos que indicaron que el se mantendría en un estado vegetal persistente y a los ingenieros de la Universidad Tufts, que reconocieron que su sentido del humor indicaba inteligencia, a la edad de 12, Rick fue capaz de aprender a usar una computadora especial para comunicarse, usando movimientos de su cabeza. Las primeras palabras que él logró escribir fueron "Vamos Bruins!", es entonces que la familia comprendió que era un fanático de los deportes.

Ellos entraron a su primera carrera en 1977, una carrera benéfica de 5 millas para un jugador de lacrosse lesionado que fue compañero de escuela de Rick.

Dick es un Teniente Coronel retirado de la Fuerza Armada de los Estados Unidos en la Guardia Nacional Aérea. Rick logro un Grado académico de la Universidad de Boston en Educación especial y ahora trabaja en el Colegio de Boston. Ellos continúan compitiendo en carreras y además, son Oradores motivacionales.

Hasta junio del 2005, el Equipo Hoyt participó en un total de 911 eventos, incluyendo 206 Triatlónes (6 de los cuales fueron competiciones Ironman), 20 Duatlónes y 64 Maratones, incluyendo 24 Maratones de Boston consecutivas. Ellos además han manejado bicicleta y corrido a lo largo de los Estados Unidos en 1992, una jornada de 3,735 millas que les tomo 45 días.

Cuando una vez se le preguntó a Rick que cosa desearía darle a su padre, el respondió "La cosa que yo más quiero es que mi padre se siente en la silla y que yo pueda empujarlo."

http://www.foro-cualquiera.com/informes-frikis/95916-dick-rick-hoyt-un-amor-incomparable-historia-increible.html