lunes, 21 de febrero de 2011

NADIE SE LO DIJO


Cuenta una leyenda que había dos niños patinando sobre una laguna congelada. Era una tarde nublada y fría, pero los niños jugaban sin preocupación; cuando de pronto, el hielo se reventó y uno de los niños cayó al agua. El otro niño viendo que su amiguito se ahogaba debajo del hielo, tomó una piedra y empezó a golpear con todas sus fuerzas hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron: "¿Cómo lo hizo?". "El hielo está muy grueso, ¡Es imposible que lo haya podido quebrar con esa piedra y sus manos tan pequeñas!".

En ese instante apareció un anciano y dijo: "Yo se cómo lo hizo".

"¿Cómo ?", le preguntaron al anciano , y él contestó: "No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo".

miércoles, 16 de febrero de 2011

AMIGOS HASTA LA MUERTE

El batallón se había replegado del campo de batalla a un refugio. La contienda era cruelmente combativa. El soldado, muy triste, pidió permiso a su oficial para rescatar al amigo del alma que no había regresado:

- "Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor. Solicito permiso para ir a buscarlo".

- “Permiso denegado, soldado. No quiero que arriesgue usted su vida por un hombre que probablemente ha muerto”

El muchacho no encontraba consuelo y sentía una necesidad poderosa de buscar a su compañero.

Siguiendo un impulso superior se escapó sin autorización. Al poco tiempo regresó mortalmente herido, arrastrando con gran esfuerzo el cuerpo de su querido amigo. El oficial lo recibió furioso:
- “¡Ya le dije yo que había muerto!¡Ahora he perdido a dos hombres! Dígame, ¿merecía la pena salir allá para traer un cadáver?”

- "¡Claro que merecía la pena, señor!. Cuando llegué, él todavía estaba con vida, maltrecho. Cuando me vio, su rostro se iluminó, y alcanzó a decirme en voz baja:

- "¡Mario... estaba seguro que me vendrías a buscar!"... y murió.

lunes, 14 de febrero de 2011

LA HISTORIA DEL SOL Y LA LUNA

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron
perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!.
ÉL decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían …

La LUNA fue quedándose cada vez más triste.

A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

Dios viendo esto los llamó y les explicó:

Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

"Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad … "

Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

LUNA y SOL siguen su camino. Él solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL … fue en ese instante cuando Él creo el ECLIPSE.

Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

* Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse

Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

miércoles, 9 de febrero de 2011

AMOR CIEGO

Una pareja de jóvenes estaban muy enamorados y se iban a casar. Unos meses antes de la boda, la novia tuvo un accidente y quedó con el rostro totalmente desfigurado...

“No puedo casarme contigo”, le comunicó en una carta a su novio, “Quedé marcada y muy fea para siempre, búscate a otra joven hermosa como tú te mereces, yo no soy digna de ti”

A los pocos días la muchacha recibió esta respuesta de su novio: “El verdadero indigno soy yo, tengo que comunicarte que he enfermado de la vista y el médico me dijo que voy a quedar ciego... Si aún así estás dispuesta a aceptarme, yo sigo deseando casarme contigo”

Y se casaron, y cuando lo hicieron, el novio estaba ya totalmente ciego. Vivieron 20 años de amor, felicidad y comprensión, ella fue su lazarillo, se convirtió en sus ojos, en su luz, el amor los fue guiando por ese túnel de tinieblas.

Un día ella enfermó gravemente y cuando agonizaba, se lamentaba por dejarlo solo entre esas tinieblas. El día que ella murió, él abrió sus ojos ante el desconcierto de todos.,“No estaba ciego” - dijo- “Fingí serlo para que mi mujer no se afligiera al pensar que la veía con el rostro desfigurado, ahora mi amor descansa en ella”


lunes, 7 de febrero de 2011

HISTORIA DE DOS ADOLESCENTES

Trata de un par de adolescentes enamorados.
Un chico y una chica iban de paseo por las calles en una moto :

La chica dice: Vamos muy rápido por favor baja la velocidad!!

El chico dice: ¿Qué? ¿Tienes miedo?

La chica dice: ¡Si y mucho! ... ¡Por favor baja la velocidad!

El chico dice: ¡Ok pero si me dices que me amas!

La chica dice: ¡Te amo! Pero baja la velocidad ¡YA!

El chico dice: Claro. Pero si me das un abrazo ¡Fuerte! ¡Muy fuerte! ¡Tan fuerte como jamás lo hayas hecho!

La chica asustada se lo dio y le volvió a decir : ¡Baja la velocidad, Ya!

El chico dice: Si mi vida; pero si me quitas el casco y te lo pones ¡tú!

La chica le quita el casco y se lo pone ella, y le dice de nuevo: "¡¡¡Baja la velocidad !!!

Al día siguiente, en las noticias de la mañana sale un reportaje; que en las calles de la ciudad; en esa noche hubo un accidente en donde dos adolescentes viajaban en una moto, y uno de ellos había muerto trágicamente,sin antes haber dicho: Solo quería que ella se salvara...

El chico se habìa dado cuenta mucho antes de que ella pidiera que bajara la velocidad, que la moto no tenía frenos...y le pidió que le dijera que lo amaba y que lo abrazara ya que el sabía que esta iva a ser su última vez...y que se pusiera el casco para salvarla aún a costa de su propia vida.


jueves, 3 de febrero de 2011

EN BUSCA DE LA PAREJA PERFECTA

Érase una vez una muchacha de nombre Nadia, cuya belleza atraía a todos los que la conocían. A pesar de ello, Nadia se sentía muy sola. Tras la alegría del primer encuentro con sus pretendientes, les encontraba defectos. Entonces, sentía que su amor se marchitaba y seguía anhelando su ideal de pareja perfecta.

Un día, Nadia oyó hablar de un sabio que a todos conmovía con sus palabras. Aquella noche, decidió consultarle su problema.

"Tal vez -se decía- me pondrá en el camino de ese hombre ideal que sueño".

A la mañana siguiente, llegó hasta él y, tras exponerle su mala suerte, le dijo:

"Necesito hallar la pareja perfecta. ¿Qué podéis decirme? Una persona como usted, sin duda, habrá encontrado la pareja perfecta".

Aquel anciano, mirando a Nadia con brillo intenso en sus ojos, le dijo:

"Pasé mi juventud buscando a la mujer perfecta. En Egipto, encontré a una mujer bella e inteligente, pero era muy inconstante y egoísta. En Persia, conocí a una mujer que tenía un alma buena y generosa, pero no teníamos aficiones en común… Y así una mujer tras otra. Al principio, me parecía haber logrado "El gran encuentro", pero, pasado un tiempo, descubría que faltaba algo que mi alma anhelaba. Fueron transcurriendo los años hasta que de pronto, un día …", - dijo el anciano haciendo una emocionada pausa - La vi, resplandeciente y bella. ¡Allí estaba la mujer que yo había buscado toda mi vida!".

"¿Y qué pasó? ¿Te casaste con ella?", replicó entusiasmada la joven Nadia.

"Al final … la unión no pudo llevarse a cabo".

"¿Por qué?, ¿Por qué?"

"Porque al parecer – le dijo el anciano con un gran brillo en sus ojos, -ella buscaba la pareja perfecta … "

De cuentos para aprender a aprender (Gaia), de J.M.Doria.

martes, 1 de febrero de 2011

LA ISLA DE LOS SENTIMIENTOS

Había una vez una isla, en la que vivían todos los sentimientos y valores del hombre: El BUEN HUMOR, la TRISTEZA, la SABIDURÍA, etc. Como también todos los demás, incluso el AMOR.

Un día se anunció a los sentimientos que la isla estaba por hundirse.

Entonces todos prepararon sus barcos y partieron. Únicamente el AMOR quedó esperando solo, hasta el último momento.

Cuando la isla estuvo a punto de hundirse, el AMOR decidió pedir ayuda.

La RIQUEZA pasó cerca del AMOR en una barca lujosísima y el AMOR le dijo: “RIQUEZA, ¿Me puedes llevar contigo?”. "No puedo porque tengo mucho oro y plata dentro de mi barca y no hay lugar para ti."

Entonces el AMOR decidió pedirle al ORGULLO que estaba pasando en una magnífica barca, “ORGULLO te ruego, ¿Puedes llevarme contigo?”. "No puedo llevarte, AMOR..." respondió el ORGULLO: “Aquí todo es perfecto, podrías arruinar mi barca".

Entonces el AMOR dijo a la TRISTEZA que se estaba acercando: "TRISTEZA te lo pido, déjame ir contigo."
"Oh AMOR" respondió la TRISTEZA, “Estoy tan triste que necesito estar sola”.
Luego el BUEN HUMOR pasó frente al AMOR; pero estaba tan contento que no sintió que lo estaban llamando.

De repente una voz dijo: "VEN AMOR, TE LLEVO CONMIGO“

Era un viejo el que lo había llamado. El AMOR se sintió tan contento y lleno de gozo que se olvidó de preguntar el nombre al viejo. Cuando llegó a tierra firme, el anciano se fue.

El AMOR se dio cuenta de cuanto le debía y le preguntó al SABER: “SABER, ¿Puedes decirme quién me ayudó?”

“Ha sido el TIEMPO” respondió el SABER.

“¿El TIEMPO?" se preguntó el Amor, “¿Por qué será que el TIEMPO me ha ayudado?”.

El SABER lleno de sabiduría respondió: "PORQUE SOLO EL TIEMPO ES CAPAZ DE COMPRENDER CUAN IMPORTANTE ES EL AMOR EN LA VIDA".