jueves, 26 de mayo de 2011

LA VIDA ES CORTA

Un conferencista, al explicar el manejo del estrés a la audiencia, levantó un vaso de agua y preguntó: “¿Cuán pesado es este vaso de agua?”. Las respuestas dadas oscilaron entre 20g y 500g. El conferencista contestó: “El peso absoluto no importa. Depende de cuánto tiempo intentemos sostenerlo”.

“Si lo sostengo por un minuto, no hay problema. Si lo sostengo por una hora, tendré un dolor en mi brazo derecho. Si lo sostengo por un día, tendrán que llamar a una ambulancia. En cada caso, es el mismo peso, pero entre más tiempo lo sostengo, más pesado se pone”.

Continuó: “Y así es con el manejo del estrés. Si llevamos nuestras cargas todo el tiempo, tarde que temprano, al hacerse estas cada vez más pesadas, no podremos seguir adelante. Al igual que con el vaso de agua, tendremos que depositarlo por un tiempo y descansar para poder seguir sosteniéndolo.

Cuando descansamos, podemos seguir adelante con la carga”.

“Así que, antes de regresar a casa esta noche, deposite la carga del trabajo. No se la lleve a casa. La podrá recoger mañana. Cualesquiera cargas que estemos llevando ahora, dejémosla por un momento si podemos. Relajémonos; recojámosla después una vez que hayamos descansado.

La vida es corta. ¡Disfrutémosla! Y entonces compartió algunas maneras de tratar con las cargas de la vida:

♦ Aceptemos que algunos días somos la paloma y otros, la estatua.

♦ Siempre mantengamos nuestras palabras suaves y dulces, en caso que debamos comérnoslas.

♦ Conduzcamos con cuidado. No sólo son autos los que son reclamados por su fabricante.

♦ A nadie le importa si no sabemos bailar bien; sólo parémonos y bailemos.

♦ Ya que es la lombriz tempranera la que es comida por el ave, durmamos tarde.

♦ El segundo ratón obtiene el queso.

♦ Cuando todo se nos viene por el camino, estamos en el carril equivocado.

♦ Los cumpleaños son buenos para nosotros; entre más tenemos, más tiempo vivimos.

♦ Pudiéramos ser tan solo uno más en el mundo para algunos, pero para una persona, bien pudiésemos ser el mundo entero.

♦ Bien pudiésemos aprender un montón de los crayones. Algunos son vivos, otros bonitos y otros aburridos.

 ♦ Algunos tienen nombres raros y todos son de distinto color, pero todos tienen que vivir en la misma caja.

♦ Una persona genuinamente feliz es la que puede disfrutar del paisaje durante un desvío.

martes, 24 de mayo de 2011

DIÁLOGO ENTRE EL AMOR Y EL QUERER

Hace tiempo tuve un sueño, en él dialogaban el AMOR y el QUERER:

El Querer le decía al Amor.
- ¿Por qué eres tan eterno?.

Y El Amor con gran paciencia respondió.
- Quizás sea por que no poseo nada.

- Eso es imposible, - exclamó el Querer - posees todas las cosas, como yo ... ¿Acaso no somos el mismo ser?.

¿Tú crees? ¿Dime qué es lo que tú posees?, replicó el amor .

Entonces el Querer respondió:
- El amante que posee al ser amado, el político que posee el poder, el religioso que posee la fe, yo poseo todo aquello que quiero.

El viejo Amor le dijo:
-Ves, tú mismo te respondes, yo cuando amo no poseo al objeto amado. Yo amo a una mariposa en vuelo, amo una flor con su tiempo contado y amo al hombre que en su vida se asemeja al vuelo de una mariposa y al tiempo contado de una flor.

Muy exaltado el Querer, exclamó:
- Eso es una QUIMERA.

En su inagotable paciencia el Amor le responde:
- El mundo es una QUIMERA. ¿Qué crees que soy yo?.

Leah Abraham

lunes, 23 de mayo de 2011

PEQUEÑOS GRANDES OBSEQUIOS

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena y hundido en sus pensamientos repetía para si mismo: “Si tuviera una casa grande, sería feliz”. “Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz”. “Si tuviera muchas joyas, sería feliz”. “Si tuviera una hacienda con mucho ganado sería feliz".

En ese momento tropezó con una bolsita llena de piedras a las que no dio mayor importancia y empezó a tirar una por una al mar cada vez que decía: “Sería feliz si tuviera …” .

Así lo hizo hasta que quedaba una piedrita en la bolsa, la cual decidió guardar, solo por un pálpito. Al llegar a su casa se dio cuenta de que aquella piedrita era un diamante muy valioso y de todas las cosas que podía haber hecho si no las hubiese tirado al mar.

viernes, 20 de mayo de 2011

LOS COLORES DEL ARCO IRIS

Érase una vez en que los colores del mundo comenzaron a reñir. Todos reclamaban que ellos eran el mejor, el más importante, el más útil, y el favorito.

El Verde dijo, "Claramente yo soy el más importante. Soy el signo de vida y de esperanza. Fui escogido para el pasto, los árboles y las hojas. Sin mí, todos los animales morirían. Miren el campo y verán que yo estoy en la mayoría."

El Azul interrumpió, "Ustedes solo piensan de la tierra, pero consideren los cielos y el mar. Es el agua la que es la base de la vida y es elevada por las nubes del mar profundo. El cielo da espacio y paz y serenidad, sin mi paz Ustedes todos serían nada."

El Amarillo se rió, "Ustedes son todos tan serios. Yo traigo risa, regocijo, y calor al mundo. El sol es amarillo, la luna es amarilla, las estrellas son amarillas. Cada vez que mire un girasol el mundo entero empieza a reír. Sin mí no habría diversión."

El Naranja próximo empezó a tocar su trompeta. "Yo soy el color de la salud y la fortaleza. Puedo ser escaso, pero soy precioso porque sirvo las necesidades de la vida humana. Llevo las más importantes vitaminas. Piensen en las zanahorias, las calabazas, naranjas, mangos, y papayas. Yo no ando rondando por ahí todo el tiempo, sino cuando lleno el cielo a la salida y puesta del sol, mi belleza es tan notable que ninguno da otro pensamiento a ninguno de Ustedes."

El Rojo no podía aguantar por más tiempo, gritó, "Yo soy el regente de todos Ustedes! Soy sangre — la sangre de la vida! Soy el color de la valentía. estoy dispuesto a pelear por una causa. Traigo fuego en la sangre. Sin mí, la tierra estaría tan vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor, la rosa roja, la poinsetia y la amapola."

El Púrpura se levantó a su plena altura. Era muy alto y habló con gran pompa. "Soy el color de la realeza y del poder. Los reyes, jefes, y obispos me han siempre escogido a mí, porque soy el signo de autoridad y sabiduría. La gente no me cuestiona! ellos escuchan y obedecen."

Y así los colores fueron jactándose, cada uno convencido de su propia superioridad. Su riña se puso cada vez más ruidosa. Súbitamente hubo un relámpago de luz brillante, el trueno tronó y retumbó.

La lluvia empezó a caer sin clemencia. Los colores se agacharon de miedo, acercándose los unos a los otros para confortarse. En medio del clamor, la lluvia empezó a hablar:

"Ustedes tontos colores, peleándose entre ustedes, cada uno tratando de dominar al resto. ¿No saben que cada uno de ustedes fue hecho con un propósito especial, único y diferente? Únanse de las manos y vengan conmigo." Haciendo como a ellos se les dijo los colores se unieron y unieron sus manos. La lluvia continuó: "Desde ahora en adelante, cuando llueva, cada uno de ustedes se estirará a través del cielo en un gran arco de color como un recordatorio de que ustedes todos pueden vivir en paz.
El Arco Iris es un signo de esperanza para el mañana."

Y así, siempre que una buena lluvia lava al mundo, y un arco iris aparece en el cielo...



jueves, 19 de mayo de 2011

GLENN CUNNINGHAM

De inválido a Marquista Mundial

Hace varios años; el trabajo diario de dos hermanos, alumnos de un colegio en Elkhart, Kansas, consistía en encender la barrigona estufa que calentaba en salón de de clases.

Cierta fria mañana, ambos muchachos limpiaron la estufa y la llenaron de leña. Uno de ellos empapó la leña con petróleo y le prendió fuego. Una exposión sacudió el edificio. el incendio acabó con la vida del hermano mayor y le causó serias quemaduras en las piernas al otro chico. Después del incidente se pudo establecer que, por equivocación, el recipiente de petróleo contenía gasolina.

El médico que atendió al chico sobreviviente aconsejó la amputacíón de ambas piernas. Los padres estaban entregados a la pena. Ya habían perdido un hijo y ahora les anunciaban que el otro perdería mabas piernas. Pero su fe se mantenía intacta. Pidieron al médico que aplazara la cirugía de amputación. El médico accedió. Se dedicaron a rezar pidiéndole a dios que las piernas de su hijo sanaran de una forma u otra, y todos los diías solicitaban un nuevo aplazamientode la cirugía. Este tira y afloja entre padres y cirujano duró cerca de dos meses. Los padres aprovecharon este tiempo para inculcar a su hijo el convencimiento de que algún día volvería a caminar.

La dramática cirugía nunca se llevó a cabo, pero cuando finalmente le quitaron los vendajes se descubrió que el chico tenía una pierna ocho centímetros mas corta que la otra. Casi todos los dedos del pie izquierdo habían quedado convertidos en muñones. Sin embargo, el chico tenía una determinacíón casi inquebrantable.

Aunque sentía un dolor intensísimo, se obligó a ejercitar diariamente hasta que por fin pudo dar unos dolorosos primeros pasos. comenzó un lento proceso de recuperación hasta que el chico logró deshacerse de las muletas y empezó a caminar casi normalmente. Poco después comenzó a correr.

Y este chico decidido no dejó de correr hasta que esas dos piernas, que por poco le amputan, lo llevaron a establecer una marca mundial en la prueba de una milla. ¿Su nombre? Glenn Cunningham, también conocido como el hombre más rápido del mundo, quien fuen designado el atleta del siglo en el Madison Square Garden.

miércoles, 18 de mayo de 2011

UNA ESTRELLA PARA PEDIR DESEOS

Una noche que el cielo estaba hermoso y mas oscuro que nunca, se podía ver la luna llena más radiante y cerca de ella una luz chiquitita que brillaba y titilaba.

Todos creían que era la hijita de la luna. Pero no, era una estrellita brillante más luminosa que una lámpara.

Pasaron los días y descubrieron los astrónomos que era una estrellita que se había perdido de su galaxia. Llegó la noche y en el cielo se aparecieron millones de estrellas buscándola... Pero ella no quería irse, por que había visto cosas muy hermosas y niños.... que le pedían deseos y le prometían que se portarían bien y estudiarían mucho....padres que les leían cuentos antes de dormirse.

Entonces dijeron todas las estrellas, nos quedaremos aquí por un tiempito para ver que tan lindo es....Y comprobaron que ella decía la verdad, tanto les gustó que se quedaron todas a vivir para siempre y desde esa noche cumplen millones de deseos a quienes le piden deseos....sobre todos a los enamorados..

lunes, 16 de mayo de 2011

¿POR QUÉ LA GENTE GRITA?

Un sabio preguntó a sus discípulos lo siguiente:
— ¿Por que la gente grita cuando está enojada?
Los hombres pensaron unos momentos:
—Porque perdemos la calma —dijo uno— por eso gritamos.
—Pero, ¿Por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? —preguntó el sabio—. ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al sabio. Finalmente él explicó:
—Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el sabio preguntó:
— ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?, ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, ¿por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

El sabio continuó:
—Cuando se enamoran más aún, ¿qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman.

Luego el sabio dijo:
—Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.

miércoles, 11 de mayo de 2011

LA SILLA

Había una vez un chico llamado Mario a quien le encantaba tener miles de amigos. Presumía muchísimo de todos los amigos que tenía en el colegio, y de que era muy amigo de todos. Su abuelo se le acercó un día y le dijo:

- Te apuesto un bolsón de palomitas a que no tienes tantos amigos como crees, Mario. Seguro que muchos no son más que compañeros o cómplices de vuestras fechorías.

Mario aceptó la apuesta sin dudarlo, pero como no sabía muy bien cómo probar que todos eran sus amigos, le preguntó a su abuela. Ésta respondió:

- Tengo justo lo que necesitas en el desván. Espera un momento.

La abuela salió y al poco volvió como si llevara algo en la mano, pero Mario no vio nada.

- Cógela. Es una silla muy especial. Como es invisible, es difícil sentarse, pero si la llevas al cole y consigues sentarte en ella, activarás su magia y podrás distingir a tus amigos del resto de compañeros.

Mario, valiente y decidido, tomó aquella extraña silla invisible y se fue con ella al colegio. Al llegar la hora del recreo, pidió a todos que hicieran un círculo y se puso en medio, con su silla.

- No os mováis, vais a ver algo alucinante.

Entonces se fue a sentar en la silla, pero como no la veía, falló y se calló de culo. Todos se echaron unas buenas risas.

- Esperad, esperad, que no me ha salido bien - dijo mientras volvía a intentarlo.

Pero volvió a fallar, provocando algunas caras de extrañeza, y las primeras burlas. Marió no se rindió, y siguió tratando de sentarse en la mágica silla de su abuela, pero no dejaba de caer al suelo... hasta que de pronto, una de las veces que fue a sentarse, no calló y se quedó en el aire...

Y entonces, comprobó la magia de la que habló su abuela. Al mirar alrededor pudo ver a Jorge, Lucas y Diana, tres de sus mejores amigos, sujetándole para que no cayera, mientras muchos otros de quienes había pensado que eran sus amigos no hacían sino burlarse de él y disfrutar con cada una de sus caídas. Y ahí paró el numerito, y retirándose con sus tres verdaderos amigos, les explicó cómo sus ingeniosos abuelos se las habían apañado para enseñarle que los buenos amigos son aquellos que nos quieren y se preocupan por nosotros, y no cualquiera que pasa a nuestro lado, y menos aún quienes disfrutan con las cosas malas que nos pasan.

Aquella tarde, los cuatro fueron a ver al abuelo para pagar la apuesta, y lo pasaron genial escuchando sus historias y tomando palomitas hasta reventar. Y desde entonces, muchas veces usaron la prueba de la silla, y cuantos la superaban resultaron ser amigos para toda la vida.

Pedro Pablo Sacristán

martes, 10 de mayo de 2011

LA NIÑA DE LOS CD's

Había una vez un chico que nació con cáncer. Un cáncer que no tenía cura. 17 años y podía morir en cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su madre. Ya estaba cansado y decidió salir solo por una vez.

Le pidió permiso a su madre y ella aceptó. Caminando por su cuadra vio muchas tiendas. Al pasar por una tienda de música; al ver el aparador, notó la presencia de una muchacha de su edad. ¡ Amor a primera vista ! Abrió la puerta y entró sin mirar nada que no fuera ella. Acercándose poco a poco, llegó al mostrador donde se encontraba.

Ella lo miró y le dijo sonriente: ¿Te puedo ayudar en algo?

Mientras él pensaba que era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida. Sintió el deseo de besarla en ese mismo instante. Tartamudeando le dijo: Si, eeehh, uuhh... me gustaría comprar un CD.

Sin pensar; tomó el primero que vio y le dio el dinero.

"¿Quieres que te lo envuelva?", preguntó la joven, sonriendo de nuevo.

Él respondió que si, y ella fué al almacén para volver con el paquete envuelto y entregárselo. Lo tomó y salió de la tienda. Se fué a su casa, y desde ese día en adelante visito la tienda todos los días para comprar un CD. Siempre se los envolvía la joven, para luego llevárselos a su casa y meterlos al closet. Él era muy tímido para

invitarla a salir y; aunque trataba, no podía. Su mamá se entero de esto e intentó animarlo a que se atreviera a invitarla a salir, así que al siguiente día se armó de coraje y se dirigió a la tienda. Como todos los días compró otra vez un CD; y como siempre, ella se fue atrás para envolverlo. Él tomó el CD; y mientras ella no estaba viendo, rápidamente dejo su teléfono en el mostrador y salió corriendo de la tienda.

¡ Ring ! Su mamá contestó: ¿Aló? ...¡ Era la chica !

Preguntó por su hijo; y la madre, comenzó a llorar: Murió ayer, le dijo.

Hubo un silencio prolongado, cortado por los lamentos de su madre.

Mas tarde; la mamá entró en el cuarto de su hijo para recordarlo. Abrió el closet. En vez de la ropa, lo primero que encontró era un montón de CD's envueltos. Ni uno estaba abierto.

Tomó uno y se sentó sobre la cama para verlo; al abrirlo, un pedazo de papel salió de la caja plástica. Decía: "¡ Hola ! ¿Quieres salir conmigo? Me gustas mucho. Sofía".

Al ver esto, la madre empezó a abrir uno y otro, y en cada CD había un papel, igual ...

lunes, 9 de mayo de 2011

"CAPERUCITA ROJA" CONTADA POR EL LOBO

El bosque era mi hogar. Yo vivía allí y me gustaba mucho. Siempre trataba de antenerlo ordenado y limpio. Un día soleado, mientras estaba recogiendo las basuras dejadas por unos excursionistas, sentí pasos. Me escondí detrás de un árbol y vi venir una niña vestida en forma muy divertida, toda de rojo y su cabeza cubierta como si no quisiera que la vieran.

Andaba feliz y comenzó a cortar las flores de nuestro bosque, sin pedir permiso a nadie, quizás ni se le ocurrió que estas flores no le pertenecían. Naturalmente, me puse a investigar.

Le pregunté quién era, de dónde era, de dónde venía , a dónde iba; a lo que ella me contestó , cantando y bailando, que iba a casa de su abuelita con una canasta para el almuerzo.

Me pareció una persona honesta, pero estaba en mi bosque , cortando flores.

De repente, sin ningún remordimiento, mató a una ave que volaba libremente, pues también el bosque era para él. Así que decidí darle una lección y enseñarle lo serio que es meterse en el bosque sin anunciarse antes y comenzar a maltratar a sus habitantes.

La dejé seguir su camino y corrí a casa de la abuelita. Cuando llegué me abrió la puerta una simpática viejecita; le expliqué la situación y ella estuvo de acuerdo con que su nieta merecía una lección. La abuelita aceptó permanecer fuera de la vista hasta que yo la llamara , y se escondió debajo de la cama. Cuando llegó la niña la invité a entrar al dormitorio donde yo estaba acostado, vestido con la ropa de la abuelita. La niña llegó sonrojada, y me dijo algo desagradable acerca de mis grandes orejas. He sido maltratado

Antes, así que traté de ser amable y le dije que mis grandes orejas eran para oirla mejor.

Ahora bien, me agradaba la niña y traté de prestarle atención, pero ella hizo otra observación insultante acerca de mis ojos saltones. Ustedes comprenderán que empecé a sentirme enojado. La niña tenía bonita apariencia, pero empezaba a serme antipática. Sin embargo, pensé que debía poner la otra mejilla y le dije que mis ojos me ayudaban a verla mejor. Pero su siguiente insulto, sí me encolerizó. Siempre he tenido problemas con mis grandes y feos dientes, y esa niña hizo un comentario realmente grosero al respecto.

Sé que debí haberme controlado, pero salté de la cama y le gruñí, enseñándole toda mi dentadura y diciéndole que eran así de grandes para comerla mejor. Ahora, piensen ustedes, ningún lobo puede comerse a una niña, todo el mundo lo sabe, no comemos personas.

Pero esa niña empezó a correr por toda la habitación gritando, y yo corría detrás de ella tratando de calmarla.

Como tenía puesta la ropa de la abuelita y me molestaba para correr, me la quité, pero fue mucho peor. La niña gritó aún mas. De repente, la puerta se abrió y apareció un leñador con un hacha enorme y afilada. Yo lo miré y

comprendí que corría peligro, así que salté por la ventana y escapé.

Me gustaría decirles que éste es el final de la historia, pero

desgraciadamente no es así. La abuelita, jamás contó mi parte de la historia, y no pasó mucho tiempo sin que se corriera la voz, que yo era un lobo malo y peligroso. Todo el mundo comenzó a evitarme. No sé que le pasaría a esa niña antipática y vestida de forma tan rara, pero sí les puedo decir que yo nunca pude contar mi historia. Ahora ustedes ya la saben.

El lobo "feroz"

p.d: ustedes pueden creerme o no.

Yo no juzgo en su intención a la niña, nunca pensé mal acerca de ella, aunque podría hacerlo...pero claro, haría lo

mismo que ahora otros hacen conmigo....tampoco me gusta que piensen mal de mí, no soy yo el único "bueno" en todas las historias que vivo...pero ahora soy el "malo".

El tema es que aunque trate y trate de acercarme a ella para explicarle, no me deja...tiene miedo, tiene rabia... y aunque se lo dijera no me creería.

Y bueno, debe querer mirar las cosas así...o no habrá aprendido otra forma de hacerlo. Es verdad que tengo dientes grandes y feos, y que dije cosas que la asustaron en ese momento....todos tenemos defectos. No la juzgo, no la culpo. Es una pena. El problema será para ella si es que empieza a ver "lobos" malintencionados por todos lados.

Pero lo que es yo, ya aprendí una lección: a veces no dejamos a otros que se acerquen, poniendo barreras internas, persecutorias, siendo suspicaces con sus intenciones...... ¿qué cómo me di cuenta? Poniéndome en los zapatos del otro..... A veces podes estar ocupando mi "lugar" .....y a veces hacer como caperucita... Recuérdalo...espero te sirva hermano humano.

Lief Fehar

miércoles, 4 de mayo de 2011

EL MAESTRO SUFÍ y las historias

El Maestro sufÍ contaba siempre una parábola al finalizar cada clase, pero los alumnos no siempre entendían el sentido de la misma...

- Maestro – lo encaró uno de ellos una tarde. Tú nos cuentas los cuentos pero no nos explicas su significado...

- Pido perdón por eso. – Se disculpó el maestro – Permíteme que en señal de reparación te convide con un rico durazno.

- Gracias maestro.- respondió halagado el discípulo

- Quisiera, para agasajarte, pelarte tu durazno yo mismo. ¿Me permites?

- Sí. Muchas gracias – dijo el discípulo.

- ¿ Te gustaría que, ya que tengo en mi mano un cuchillo, te lo corte en trozos para que te sea más cómodo?...

- Me encantaría... Pero no quisiera abusar de tu hospitalidad, maestro...

- No es un abuso si yo te lo ofrezco. Solo deseo complacerte...

- Permíteme que te lo mastique antes de dártelo...

- No maestro. ¡No me gustaría que hicieras eso! Se quejó, sorprendido el discípulo.

El maestro hizo una pausa y dijo:

- Si yo les explicara el sentido de cada cuento... sería como darles a comer una fruta masticada.

martes, 3 de mayo de 2011

TOTALMENTE PAGADO

Una tarde, un pequeño se acercó a su madre y le entregó una hoja de papel en la que había escrito algo. Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó lo que decía la nota:

•Por cortar el césped : $5.00
•Por limpiar mi cuarto: $1.00
•Por ir a la bodega en tu lugar: $0.50
•Por cuidar a mi hermano: $0.20
•Por sacar la basura toda la semana: $1.00
•Por sacar buenas calificaciones: $5.00

- Total de adeudos: $12.50

La madre lo miró con fijeza y él aguardaba lleno de expectativas. Entonces ella tomó el lapicero y en el reverso de la misma hoja escribió:

•Por llevarte nueve meses en mi barriga: NADA
•Por tantas noches de desvelos, cuidarte y orar por ti:  NADA
•Por el temor y preocupaciones cuando enfermabas:  NADA
•Por comida, ropa y educación:  NADA
•Por la alegría y el amor de nuestra familia:  NADA
•Por tomar tu mano y darte apoyo:  NADA

- Costo de mi amor:  NADA

Cuando el niño terminó de leer lo que había escrito su madre, tenía los ojitos llenos de lágrimas. La miró tiernamente a los ojos y le dijo: “Te quiero mucho, mamá”.

Luego tomó el lapicero y escribió con letras grandes: "TOTALMENTE PAGADO".