viernes, 12 de agosto de 2011

EL BILLETE DE 50 €

Pablo, con el rostro abatido de pesar, se reune con su amiga Laura en un bar a tomar un café. Deprimido, descargó en ella sus angustias … ¡Que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación!…Todo parecía estar mal en su vida.

Laura introdujo la mano en su bolso, sacó un billete de 50 € y le dijo:

-"¿Quieres este billete?"

Pablo, un poco confundido al principio, le contestó:

-"Claro, Laura…son 50 Euros, ¿Quién no los querría?"

Entonces Laura tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola. Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle:

-"Y ahora, ¿Lo quieres también?"

-"Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 € ".

-"Claro que lo cogeré si me lo das. Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado".

-"¿Lo sigues queriendo?"

-"Mira, Laura, sigo sin entender a donde vas, pero es un billete de 50 €, y mientras no lo rompas, conserva su valor"

-"Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido … Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado".

Pablo se quedó mirando a Laura sin atinar con palabra alguna, mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.

Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó:

-"Toma, guárdalo, para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal … pero me debes un billete nuevo de 50 € para poderlo usar con el próximo amigo que lo necesite".

Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta. Pablo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó y con una renovada energía llamó al camarero para pagar la cuenta.

5 comentarios:

  1. excelente entrada para reflexionar....ps antes muchas veces me he sentido como es billete cucio, arrupago y pisoteado...ps aunque la vida nos de golpes ...hay que ser fuertes y no perder nuestro valor!!

    ResponderEliminar
  2. Profundas palabras, llenas de reflexión.
    que disfrutes el fin de semana.
    un brazo.

    ResponderEliminar
  3. Un relato estupendo y lleno de optimismo.....¡siempre seremos valiosos por muy pisoteados que estemos! pero para lograr esto primero tenemos que valorarnos porque solemos valorar mucho más a los que nos rodean que a nosotros mismos y cómo bien dice el refrán "la caridad empieza por casa" y si no somos capaces de valorarnos tampoco podremos hacerlo con los demás.Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola mi querida amiga!!! perdón porque no he podido pasar a visitarte ...pero vengo a recoger nuestro premio y vengo a felicitarte por tu maravilloso blog!!!! me alegra mucho conocer tu espacio y sobretodo me alegra ver cómo ha crecido!!! yo misma he visto su evolución y me siento muy contenta de pertenecer a este lugar tan bonito!!! esta historia muy bella!! me deja una lección muy grande que no olvidaré...porq es real!! los seres humanos valemos mucho aunque la vida nos estruje !! gracias por el premio amiga!!! nunca abandones tu bello blog, porque es maravilloso, me encanta!! sigue adelante con tan bellas historias y gracias por tu amistad!!! :D

    ResponderEliminar
  5. no terindas sigue adelante si algo te sale mal buelbe a intentarlo att:sara cristina vivo es caucasia antioquia ponga en practica esta historia

    ResponderEliminar