jueves, 3 de noviembre de 2011

LA LUCIERNAGA Y LA SERPIENTE

Cuenta la leyenda, que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga; ésta huía rápido con miedo, de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada. Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:

- ¿Puedo hacerte tres preguntas?

La serpiente respondió:

- No acostumbro a dar este precedente a nadie, pero como igual te voy a devorar, puedes preguntar.

- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

- No, contestó la serpiente.

- ¿Yo te he hecho algún mal?

- No, volvió a responder.

- Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?

- ¡Porque no soporto verte brillar ... !

13 comentarios:

  1. Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa, no he hecho nada malo, ni daño a nadie?
    Sencillo es de responder... ¡¡¡¡Porque no soportan verte brillar.....!!!!
    Cuando esto pas ...e, no dejes de brillar, continúa siendo tú mismo, continúa y sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran, sigue brillando y no podrán tocarte... porque tu luz seguirá intacta.
    Tu esencia permanecerá, pase lo que pase...
    ¡¡ Sé siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los depredadores !!

    ResponderEliminar
  2. Que historia más real!!! como siempre me marcho de tu casita dandole vueltas a la cabeza y pensando en lo que me acabas de contar!!! Un besote

    ResponderEliminar
  3. Yo te eso en lo puedo contar en primera persona, si tienes un ratito lee mi blog, no una entrada varias y enderas a la luciernaga y claro por supuesto a la culebra, es duro, pero riamos o corramos tu eliges. besitos

    ResponderEliminar
  4. Esta leyenda tiene mucho de cierto hay muchas serpientes en el mundo que no soportan ver brillar a los semejantes incluso en el mundo bloggeros las hay, es una muy buena leyenda gracias por compartirla.
    Besitos de luz que tengas un hermoso fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Qué buena historia, cuánta verdad en esas emociones tan malas, está lleno el mundo de esta clase de seres.

    Gracias por compartirla, besos.

    ResponderEliminar
  6. Me gusto mucho esta historia, muy acorde con la realidad, lamentable pero cierto, muchos no soportan que alguien pueda sobresalir tanto en el mundo y lo unico que hacen es tratar de apagar esa luz, pareciera que a veces es su unico proposito, besos! :)

    ResponderEliminar
  7. Preciosa esta antigua historia, y así seguira siendo mientras el mundo exista...porque la envidia es muy mala.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. vaya!! historia pues ya la he leido en otra parte!! deja una gran enseñanza

    ResponderEliminar
  9. Yo escuché esta historia cuando era más pequeña, mi mamá me la contó un día que llegue muy molesta del colegio, cuando era niña me molestaban mucho.

    Te voy a seguir, me agradó tu blog, si te gustan los relatos o cuentos cortos te invito al mio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me gusto esta historia, mi papá me la contó cuando me quería hablar de la envidia.
    Bueno yo no publico relatos pero necesito opiniones, si puedes sígueme: http://myawkwardworld.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Una bonita historia con una lección que aprender.....pues lamentablemente hay demasiadas "culebras" que se comen a las "luciérnagas".Besotes

    ResponderEliminar
  12. hola gracias por tu historia y consejos en este momento me alludo mucho por que yo paso por esa misma historia gracias por aliviar mi corazon y tambien gracias por aber jente tan especial como tu

    ResponderEliminar