lunes, 22 de octubre de 2012

AMANDA TODD, víctima de bullying


La trágica muerte de Amanda Todd, de 15 años de edad, se produjo el pasado miércoles 10 de octubre, un mes después de que la joven estudiante colgase en YouTube un vídeo en el que, sin pronunciar una palabra, simplemente con tarjetas escritas, explica el acoso que sufría desde hace tres años. En el vídeo, de 9 minutos y titulado "Mi historia: lucha, acoso, suicidio, daño", Amanda Todd explica que cuando tenía 12 años un desconocido que conoció a través de una vídeo-conversación la convenció para que le enseñase los pechos...

A los 12 años un desconocido convenció a Amanda Todd para que le enseñase los pechos por Internet. Un año después, el desconocido la contactó a través de Facebook y demandó que se desnudase en frente de la cámara a cambio de no distribuir imágenes de su primer encuentro. Poco después, la policía se presentó en la casa de la joven porque las imágenes habían sido distribuidas a sus profesores, amigos y familiares. Todd describe en el vídeo la ansiedad, depresión y pánico que le causó la distribución de su imagen desnuda y como cayó en un círculo vicioso de drogas y alcohol que agravaron su sufrimiento. Un año después, el desconocido creó una página de Facebook en la que utilizó la imagen desnuda de Amanda como su foto del perfil. "Perdí todos mis amigos y el respeto que la gente me tenía. Me insultaban y me juzgaban. Nunca podré recuperar esa foto. Está ahí para siempre", declaró. La pesadilla de Todd continuó otro año más a pesar de que cambió de colegio. En una ocasión, medio centenar de jóvenes la esperaron frente a su nueva escuela y la novia de un amigo la golpeó mientras otros grababan en sus teléfonos móviles la agresión. 

"Quería morirme. Cuando (mi padre) me trajo a casa, bebí lejía. Me mató por dentro y creía que me iba a morir. La ambulancia vino y me llevó al hospital y me purgaron" continua la joven canadiense en el vídeo. Al salir del hospital, descubrió en Facebook múltiples mensajes diciendo que se merecía lo que le pasaba y que debería morir. Amanda se mudó a otra ciudad y cambió de nuevo de colegio. Pero el acoso siguió a través de internet. El desconocido creó una página de Facebook en la que mostraba la imagen desnuda de Amanda: "Estoy continuamente llorando. Todos los días pienso por qué estoy todavía aquí. Todo por mi pasado. La vida no mejora. No puedo ir al colegio o reunirme con gente. Me estoy cortando constantemente. Estoy muy deprimida", relataba.

El vídeo termina con dos tarjetas en las que se lee "No tengo a nadie. Necesito a alguien. Mi nombre es Amanda Todd" y una foto de su brazo sangrando con múltiples cortes. Amanda fue hallada muerta en su casa de Port Coquitlam, en la provincia de Columbia Británica, el pasado 10 de octubre.


viernes, 19 de octubre de 2012

EXTRAÑO INVITADO


Un duro día de invierno, llamaron a mi puerta y al abrir me encontré con un extraño. No le había visto en mi vida pero él parecía que si me conocía ... me llamó por mi nombre :
-Sí, soy yo y usted, quién es?:- Mi nombre es CÁNCER y vengo para quedarme.

-¡Pero, que dice! ¿Cómo para quedarse? ¡Pero si yo no le conozco! ¡Debe de haber un error!

-No, no hay ningún error, es usted a quien busco.

Yo le respondí : "¡No se acomode mucho, porque su estancia en este hotel será muy breve!"

jueves, 18 de octubre de 2012

UNA MONEDA VALIOSA

Cuando llegaron al borde del río, el maestro arrojó una moneda de oro al fondo.

El discípulo, creyendo que se trataba de un manantial de los deseos, se dispuso a hacer lo mismo, pero la mano del sabio detuvo su acción:

-Nunca olvides que existen cuatro cosas en la vida que jamás se recuperan:

La piedra, después de arrojada.
La palabra, después de proferida.
La ocasión, después de perdida.
El tiempo, después de pasado.

Durante un tiempo, ambos callaron y vieron pasar el agua, un agua que nunca más volvería...
El discípulo, inmerso en este pensamiento, se atrevió a romper el silencio:
-¿Por qué ha arrojado algo tan valioso al río, maestro? No le veo sentido…
-Para que recuerdes que esta lección no tiene precio. –contestó el sabio.

martes, 16 de octubre de 2012

CAZANDO DOS CONEJOS

Un estudiante de artes marciales se acercó a su profesor con una pregunta:
“Quisiera mejorar mi conocimiento de las artes marciales. Además de aprender de usted, quisiera estudiar con otro profesor, para aprender otro estilo.
¿Qué piensa usted de esta idea?”.

 “El cazador que persigue dos conejos”, contestó el profesor, “No atrapa ninguno”.

miércoles, 10 de octubre de 2012

EMPIEZA POR TI


Las siguientes palabras fueron escritas en la tumba de un obispo anglicano (1100 D.C.) en las criptas de la Abadía de Westminster:

Cuando era joven y libre y mi imaginación no tenía límites, soñaba con cambiar el mundo. Al volverme más viejo y más sabio, descubrí que el mundo no cambiaría, entonces, acorté un poco mis objetivos y decidí cambiar sólo mi país.

Pero también él parecía inamovible.

Al ingresar en mis años de ocaso, en un último intento desesperado, me propuse cambiar sólo a mi familia, a mis allegados, pero, por desgracia, no me quedaba ninguno.

Y ahora que estoy en mi lecho de muerte, de pronto me doy cuenta: Si me hubiera cambiado primero a mí mismo, con el ejemplo habría cambiado a mi familia.

A partir de su inspiración y estímulo, podría haber hecho un bien a mi país y, quién sabe, tal vez incluso habría cambiado el mundo.