lunes, 17 de diciembre de 2012

UNA BOLITA DE NAVIDAD

Érase una vez una bolita de color fucsia, que no era una bola cualquiera. Se trataba de "UNA BOLITA DE NAVIDAD", de las que se cuelgan en el árbol navideño.

Como todos los años, tenía un sitio fijo, que era en la parte baja del árbol, junto a las bolitas de color verde y azul. Y, como todos los años, siempre se quejaba, porque creía que en ese sitio no se la veía bien. Era muy presumida y quería que todos la mirasen. Le molestaba mucho que otros adornos la tapasen. En cambio quería las luces más cerca para brillar más. Pensaba que a todos los demás adornos se les veía mucho mejor que a ella. Y tenía especial envidia a la estrella que se colocaba en la cima del árbol. Muchas veces soñaba con que se había convertido en una estrella y ocupaba el sitio que ella creía que era el mejor. Por eso, todas las navidades se sentía infeliz, y no disfrutaba de estas fiestas tan especiales.

Un año se cumplió su deseo y por arte de magia, ¡se convirtió en una estrella!. Se miró en un espejo y no se lo podía creer. ¡Qué bien se sentía! Llegó el día de poner el árbol. Los niños empezaron a colocar los adornos de abajo a arriba. Ella se quedó en la caja hasta que llegaron los padres porque ellos no llegaban a lo alto, y no le gustó ser la última. Cuando la subieron notó un poco de vértigo. Además se sintió muy sola pues no tenía nadie con quien jugar ni hablar.

Pensó que no era tan divertido ser una estrella, se lo pasaba mejor cuando era una bolita de navidad. Y deseó volver a ser como antes. Se puso a llorar y de repente se despertó.

Todo había sido un sueño, y se quedó muy contenta al ver que seguía como todo como antes. Y desde aquel día no tuvo envidia de los demás, y disfrutó mucho de las navidades.

5 comentarios:

  1. Qué bonita historia, Rosas, tan tierna, me encantó. Por cierto que la decoración navideña está preciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Podía haber sido el árbol. Buena historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ay qué bonito...cada uno tenemos nuestro sitio que si miramos bien es muy importante, tenemos que fijarnos en lo bueno que todos tenemos, verdad? saludos.

    ResponderEliminar
  4. Un cuento muy bonito que nos hace reflexionar que cada cual tiene su lugar y tiene que aceptarlo y ser feliz con ese lugar que le toca vivir.Besotes

    ResponderEliminar
  5. una bella historia amiga,quiero dejarte un fuerte abrazo y desearte una hermosa navidad junto a tus seres queridos y un año repleto de momentos agradables y felices.

    BESITOS DE COLORES Y FELIZ NAVIDAD!!!!!

    ResponderEliminar