jueves, 3 de abril de 2014

CORAZÓN DE RATÓN

Había un ratón que estaba siempre angustiado, porque tenía miedo al gato.
Un mago se compadeció del él y lo convirtió en un gato.
Pero entonces empezó a sentir miedo del perro.
De modo que el mago lo convirtió en perro...  Luego empezó a sentir miedo de la pantera, y el mago lo convirtió en pantera.
Con lo cual empezó a temer al cazador.

Llegado a este punto, el mago se dio por vencido y volvió a convertirlo en ratón, diciéndole: “Nada de lo que haga por ti va a servirte de ayuda, porque siempre tendrás el corazón de un ratón”.

Anthony de Mello

2 comentarios:

  1. Que gran verdad, mientras el interior no eté dispuesto a cambiar o a ser lo que es, da igual la coraza de fuera.... aunque la mona se vista de..... Un abrazo

    ResponderEliminar