domingo, 15 de junio de 2014

LA GATA VANIDOSA

Había una vez una gatita a la cual le gustaba un gatito que asistía a las misma escuela que ella, lo malo de ella es que era muy vanidosa y un poco envidiosa ya que al querer gustarle al gato quería ser la más bella de la escuela, pero al no conseguirlo ella se sentía fea.

El mono al oír sus lamentos y quejas quiso darle una lección, entonces le ofreció prestarle sus orejas que tanto le gustaban a ella. La gata pensó que se vería hermosa con las orejas de mono y siguió caminando.
El mono se encargó de decirles a todos los animales su plan para darle una lección a la gata, el plan consistía en que cada uno le prestara una parte de su cuerpo que ella siempre envidiaba y que al final viera lo fea que quedaría con tal combinación ...

Mientras tanto la gata se paseaba por la escuela en busca del gato, en su camino apareció el conejo quien le ofreció prestarle su cola, luego el cochino quien ofreció prestarle su nariz, la hormiga que le prestó sus antenas,la tortuga la cual le prestó su caparazón, entre otros animales que se sumaron al plan para demostrarle a la gata que así como era ella debía aprender a quererse.

La gata, con todas las partes de los diferentes animales que le habían prestado, se la puso y fue a impresionar al gato que tanto le gustaba, el cual estaba jugando con sus amigos. Este al verla salió corriendo del susto pues en toda su vida no había visto algo tan horrible, así la gata comprendió que era más bonita tal y como era, que con un montón de cosas encima.

1 comentario:

  1. Una historia muy bonita con una gran enseñanza; debemos aprender a amarnos tal y como somos.

    Un besazo.

    ResponderEliminar