viernes, 12 de junio de 2015

EL DINERO

“Maestro, ¿Qué piensa del dinero?”, preguntó el discípulo.

“Mira a la ventana”, le dijo el maestro, ¿Qué ves?”

“Veo una mujer con un niño, una carroza tirada por dos caballos y una persona que va al mercado”.

“Bien. Ahora mira al espejo. ¿Qué ves?”

“¿Qué quiere que vea? Me veo a mí mismo, naturalmente.

“Ahora piensa: La ventana está hecha de vidrio, lo mismo que el espejo.
Basta una pequeñísima capa de plata por detrás del vidrio para que el hombre sólo se vea a sí mismo”.

Bruno Ferrero

4 comentarios:

  1. Cuando uno es pobre no importa que no tengas dinero, lo que importa es que seas feliz con lo que tienes sin importar el precio.

    ResponderEliminar
  2. Algún día, ojalá no sea tarde, nos daremos cuenta de que es mas importante ser que tener. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. esa es la verdad el dinero puede convertirte en una persona realmente egoísta <3 <3 me gusto mucho tu blog

    ResponderEliminar
  4. Dejemos de mirar nuestro ombligo y veamos a los demás como son, nuestros hermanos, (con más o menos posesiones), algunos están necesitados de afecto, no siempre prima el dinero.
    Me encantó,

    Besos fuertes,

    tRamos

    ResponderEliminar