martes, 7 de julio de 2015

CARIDAD Y GRATITUD

Hace mucho tiempo ofreció Dios una fiesta a todas las virtudes, grandes y pequeñas, humildes y heroicas.
Todas ellas se reunieron en una sala del cielo espléndidamente decorada, y no tardaron en disfrutar de la fiesta, porque todas se conocían entre sí, e incluso algunas de ellas mantenían estrechas relaciones.

De pronto, Dios reparó en dos hermosas virtudes que no parecían conocerse entre sí en absoluto y daba la sensación de encontrarse incómodas la una junto a la otra.

De modo que tomó a una de ellas y se la presentó formalmente a la otra: “Te presento a GRATITUD”, dijo Dios. “Ésta es CARIDAD”.
Pero, en cuanto Dios se dio la vuelta para atender a otros invitados, ellas se separaron.

Así es como ha circulado la historia de que ni siquiera Dios puede hacer que haya gratitud donde hay caridad.

Anthony de Mello

jueves, 2 de julio de 2015

LA PIEDRA EN EL CAMINO

El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emperador, construyó con ella.
El campesino, cansado, la utilizó de asiento
…Para los niños, fue un juguete…
David mató a Goliat.
Miguel Ángel, hizo la más bella escultura.

«En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre. No existe «piedra» en tu camino que no pueda aprovechar para tu propio crecimiento».