viernes, 25 de marzo de 2011

LA VIEJECITA

Había una vez en un pequeño pueblo una ancianita que jamás hablaba de mal de nadie.

Un día murió un hombre conocido por todos por sus defectos: Era holgazán, se emborrachaba frecuentemente y robaba; además, pegaba a su mujer y a sus hijos pequeños ... ¡Una calamidad de hombre, un estorbo para los demás!

El día en que murió; la viejecita llegó a la sala de la casa donde velaban al difunto. Todos los que estaban allí pensaron: "Seguro que de éste no dice nada bueno".

La ancianita se quedó un momento callada, como pensando, y dijo al fin: "Silbaba muy bien... Por las mañanas daba gusto oírle cuando pasaba por debajo de mi ventana. Lo echaré de menos".

viernes, 18 de marzo de 2011

LA ROSA Y EL SAPO

Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa mas bella del jardín. Sin embargo, un día comprendió que la gente le miraba sólo de lejos y no se acercaba a ella.

Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: "Está bien, si así lo quieres".

Poco tiempo después el sapo pasa por donde estaba la rosa y se sorprendió al verla totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos.
Le dijo entonces:
"Vaya que te ves mal". "¿Que te pasó?"

La rosa contestó:
"Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual".

Entonces el sapo solamente dijo:
"Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín".

jueves, 17 de marzo de 2011

EL FRASCO DE MAYONESA Y CAFÉ

Un profesor delante de su clase de Filosofía, sin decir palabra, tomó un frasco grande y vacío de mayonesa y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Luego le preguntó a sus alumnos si el frasco estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que si. Así que el profesor tomó una caja llena de canicas y la vacíó dentro del frasco. Las canicas llenaron los espacios vacios entre las pelotas de golf.

El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el frasco estaba lleno y ellos volvieron a decir que si.

Luego ... el profesor tomó una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todos los espacios vacíos, asi que el profesor preguntó nuevamente si el frasco estaba lleno.
En esta ocasión los estudiantes respondieron con un 'SI' unánime.

El profesor, enseguida agregó 2 tazas de café al contenido del frasco y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena.

Los estudiantes, en esta ocasión, reían. Cuando la risa cesó, el profesor dijo:
"QUIERO QUE SE DEN CUENTA QUE ESTE FRASCO REPRESENTA "LA VIDA". Las pelotas de golf, son las cosas importantes como Dios, la familia, los hijos, la salud, los amigos, todo lo que te apasiona.Son cosas, que aún si todo lo demás lo perdiéramos y solo estas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas".
"Las canicas son las otras cosas que importan, como el auto, el trabajo, la casa, etc ... La arena es todo lo demás, las pequeñas cosas".

"Si ponemos la arena en el frasco primero,no habria espacio para las canicas ni para las pelotas de golf".

Lo mismo ocurre en la vida.
"Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas realmente importantes.
Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad.
Juega con tus hijos, tomate tiempo para asistir al doctor, ve con tu pareja a cenar,practica tu deporte o afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y reparar la llave del agua. Ocúpate de las pelotas de golf primero, de las cosas que realmente importan. Establece tus prioridades, el resto es solo arena..."

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó que representaba el café.

El profesor sonrió y dijo:
"Que bueno que lo preguntas. Solo es para demostrarles, que 'No importa cuan ocupada tu vida puede parecer, siempre hay lugar para un par de tazas de café con un amigo".

martes, 8 de marzo de 2011

CICATRICES DEL ALMA

En un día caluroso de verano en el sur de Florida, un niño decidió ir a nadar en la laguna detrás de su casa. Salió corriendo por la puerta trasera, se tiró al agua y nadaba feliz. Su mamá desde la casa lo miraba por la ventana. De repente vio con horror algo que sucedería… ¡Un enorme lagarto se acercaba a espaldas de su hijo! . Corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía.

Oyéndole, el niño se alarmó, miró hacia atrás y empezó a nadar rápidamente hacia su mamá. Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos… justo cuando el lagarto le agarraba, con sus afilados dientes, sus pequeñas piernas.

La mujer trataba de sacar las piernas de su pequeño con toda la fuerza de su corazón. El cocodrilo era más fuerte, pero la mamá era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba.

Un señor que pasaba por el lugar, escuchó los gritos, se apresuró hacia el muelle con una pistola y mató al cocodrilo. El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a caminar.

Cuando salió del trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus piernas. El niño levanto la colcha y se las mostró. Pero entonces, con gran orgullo se remango las mangas y dijo: "Pero las que usted debe de ver son estas". Eran las marcas en sus brazos de las uñas de su mamá que habían presionado con fuerza …", "Las tengo porque mamá no me soltó y me salvó la vida".