lunes, 27 de octubre de 2014

SIN MULETAS

Durante siete años no pude dar un paso. Día y noche caminaba con mis muletas... casi arrastrándome por el lodo de los mil caminos de la tierra.

Fui al gran médico y le conté mi caso.

- « ¿Por qué llevas muletas?», me preguntó.
- «Porque estoy tullido», le respondí.
- «No es extraño, me dijo el gran médico, prueba a caminar sin muletas. Son esos trastos los que te impiden caminar. Deja esas muletas aunque tengas que caminar a cuatro patas».

Y antes de que pudiera reaccionar, el gran médico, riendo como un monstruo, arrancó las muletas de mis manos, y las rompió en mis espaldas. Y sin dejar de reír las arrojó al fuego. Ahora estoy curado. Camino con normalidad. Me curó una carcajada y una voz que me dijo que tenía que romper mis muletas.

Es verdad que tan sólo a veces, cuando veo en mi camino palos o algo que se asemeje a mis muletas, camino peor durante unas horas. Pero estoy contento a pesar de todo: he aprendido que en la vida lo importante es romper tus muletas y ayudar a que otros también rompan las suyas.

viernes, 17 de octubre de 2014

TE RETO ...

¿Te gustan los retos?__ dijo ella con una gran sonrisa en su rostro y con su mirada perdida en aquellos ojos cafés.

Si, por supuesto__ dijo él con tal seguridad de que cualquier cosa que le dijera lo haría.

Entonces te reto, te reto a que tú y yo seamos aquellos amigos incondicionales y que toda la gente al mirarnos nos vean como amigos y no como enamorados.__ dijo ella, mirándolo a los ojos fijamente y seria en su voz, tratando de no arrepentirse de lo que estaba diciendo.

Seguro, acepto el reto__ dijo él, y con tal asombro en su rostro, confundido porque nunca pensó que le plantearía tal reto, y tratando de no mirarla a los ojos y con una sonrisa poco satisfecha, cerró el trato con una apretón de mano.

¡Listo! El reto está hecho seremos desde hoy mejores amigos, si rompes el trato, pagarás por haberlo hecho.__ dijo ella, con una sonrisa picarona y una mirada atrevida.

¿Y si rompo el trato?__ dijo él, mostrándole aquella sonrisa que era capaz de enamorar.

Mmm..!! Creo que tú y yo sabemos que es lo que puede pasar si alguno de los dos llega a romper tal trato, puede que salgamos ganando, pero también podríamos perder. ___dijo ella, con esa mirada dulce y sincera en su rostro, tratándole de decir en su mirada que es mejor que no lo haga.

Está bien, el trato está hecho… así que dejemos que el tiempo sea quien decida romper tal trato.__ Dijo él, con un profundo suspiro, y con un abrazo volvieron a cerrar nuevamente el trato. 

¿Amigos?__ dijo ella ¡Amigos! Mejores Amigos!__ dijo él ...

http://letras-en-mi-corazon.blogspot.com/2013/04/te-reto.html

lunes, 6 de octubre de 2014

HISTORIA DE LA VACA

Un maestro y su discípulo pasaron la noche en la casa de una humilde familia campesina, quienes a pesar de sus pocos recursos supieron ser unos muy buenos anfitriones.
A la mañana siguiente, después del desayuno, cuando los visitantes se aprestaban a despedirse, el maestro le preguntó al jefe del hogar cómo les estaba yendo, y éste le respondió que aunque no eran ricos, él, su esposa y sus dos hijos, no habían perecido de hambre gracias a una vaca que tenían.

La leche que producía la vendían en el pueblo junto con la mantequilla y el queso que también preparaban, y con el dinero que recibían podían comprar las demás cosas que les eran necesarias. Al despedirse de la familia y yendo por el camino el maestro le dijo al discípulo:

- ¿Te has fijado en lo descuidada que está la casa, lo mal vestidos que están los niños, cómo la hierba ha crecido y el campo está sin labrarse?
Ahora mira esa vaca, es el único sostenimiento que tienen. Tómala y tírala por el precipicio.
- ¡Pero maestro! No, por Dios, cómo vamos a hacerle eso, si esa vaca…
- No discutas, ve y haz lo que te dicho.

Pasaron algunos años y un día el nuevo maestro pasó por el mismo lugar.
Sólo que esta vez notó que en lugar de la casucha fea y vieja ahora había una vivienda grande y muy bonita, con varios autos estacionados afuera.
Los campos estaban sembrados y había muchos animales en los corrales.

Se sintió peor que en todos los años anteriores cuando recordaba que él había matado la única vaca de esos campesinos. Temiendo lo peor tocó a la puerta para preguntar si sabían algo de los antiguos dueños. La sorpresa fue grande cuando la misma familia lo recibió.

No lo podía creer. ¿Qué había pasado?

- Verá, cuando se murió nuestra vaca mi esposa y yo decidimos buscar otros ingresos. Yo me puse a cultivar la tierra y mi esposa a coser para la gente del pueblo. Hoy en día ella es la dueña de una próspera fábrica de ropa y yo he hecho de esta tierra una moderna y productiva hacienda con animales y maquinaria. Mis hijos fueron a la universidad, se casaron y hoy nos están visitando con nuestros nietos.

¡Dios nos ha bendecido!

Después de la visita de ustedes, comenzamos a prosperar. Y todo se inició con la muerte de la vaca.

Adaptación del libro "La Vaca" de Camilo Cruz