lunes, 20 de septiembre de 2010

TE HICE A TI

Vi en la calle a una niñita temblando de frío con un vestidito ligero, parecía con poca esperanza de encontrar una comida decente.

Me enojé y le dije a Dios:

- ¿Por qué permites esto? ¿Por qué no haces algo para remediar esto?

Por un rato Dios no dijo nada y esa noche, Él respondió de pronto diciendo:

- Ya hice algo para remediarlo... Te hice a TI.

1 comentario:

  1. Tienes razón, a veces somos nosotros los llamados a ayudar primero. Me da gusto de que siempre trasmitas buenos mensajes. Saludos desde Lima

    ResponderEliminar