miércoles, 20 de abril de 2011

LA EXISTENCIA DE DIOS

Paseaba un día el gran sabio Newton con uno de sus amigos, cuando éste le pidió una PRUEBA de la existencia de Dios.

Newton levantó inmediatamente las manos al cielo y exclamó: “¡Mírala!”

3 comentarios:

  1. La prueba de que existe... ¡Solo mira a tu alrededor! todo es perfecto, sin duda todo es obra de alguien que también lo es.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hay más pruebas de que Dios existe que de lo contrario aunque los escépticos no acepten esas pruebas tan evidentes de su existencia.

    ResponderEliminar
  3. Hola, es una historia bellísima, gracias por compartirla.

    Hasta pronto!

    http://besana1.blogspot.com/

    ResponderEliminar