martes, 28 de mayo de 2013

¿POR QUÉ LOS PERROS VIVEN MENOS QUE LAS PERSONAS?


¿TE HAS PREGUNTADO POR QUÉ LOS PERROS VIVEN MENOS QUE LAS PERSONAS?

Aquí la respuesta (por un niño de 6 años)

Siendo veterinario, fui llamado para examinar a un sabueso irlandés de 10 años de edad llamado Belker. Los dueños del perro: Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro.
Examiné a Belker y descubrí que estaba muriendo de cáncer. Le dije a la familia que no podríamos hacer ya nada por Belker y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa. Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de 6 años, Shane observara el suceso. Ellos sintieron que Shane podría aprender algo de la experiencia.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez y yo me preguntaba si comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido prácticamente para ya no despertar. El pequeño niño parecía aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad o confusión.

Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el por qué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea más corta que la de los humanos.
Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ''Yo sé por qué.'' Sorprendidos, todos volteamos a mirarlo. Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación mas reconfortante que esta.

Este momento cambió mi forma de ver la vida.

Él dijo: ''La gente viene al mundo para poder aprender cómo vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, ¿verdad?''.

El niño de 6 años continuó: ''Bueno, como los perros ya saben como hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros''.

10 comentarios:

  1. Definitivamente es una historia conmovedora, yo diría que una de las mejores ... hay tanto que aprender de nuestras mascotas.

    Aquí les dejo la reflexión que acompaña a esta historia:

    RECUERDA, SI UN PERRO FUERA TU MAESTRO, APRENDERÍAS COSAS COMO:

    Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.
    Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.
    Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro éxtasis.
    Toma siestas.
    Estírate antes de levantarte.
    Corre, brinca y juega a diario.
    Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
    Evita morder cuando un simple gruñido puede ser suficiente.
    En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto. Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate bajo la sombra de un árbol.
    Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.
    Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
    Sé leal.
    Nunca pretendas ser algo que no eres.
    Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
    Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y
    suavemente hazles sentir que estás ahí.

    ResponderEliminar
  2. HOLA
    SOY DE ARGENTINA Y VENGO DE BLOGS AMIGOS.
    LA VERDAD LOS ANIMALES ME CONMUEVEN MUCHO, ME EMOCIONAN, LOS ADORO.
    PRECIOSA HISTORIA, YA LA HABÍA LEIDO EN ALGUN BLOG, LO CIERTO ES QUE ELLOS NOS DAN TODO SIN ESPERAR Y ESO A MI ME DA UNA TERNURA INFINITA.
    TENGO MI GATITA ENFERMA Y ESTOY MUY SENSIBLE.

    ME QUEDO POR ACÁ.

    lujanfraix.blogspot.com

    ES MI BLOG PRINCIPAL POR SI QUIERES VISITARME.

    ResponderEliminar
  3. Caray para el niño de 6 añitos.... cuando tenga más... uff. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Porque merecen un buen descanso después de enseñarnos tantas cosas

    ResponderEliminar
  5. Cuanta ternura hay en este relato, me ha gustado muchísimo.Besotes

    ResponderEliminar
  6. qué bonita historia amiguita :) es verdad... a veces los seres humanos que somos quienes deberíamos comportarnos mejor de a cuerdo a nuestra capacidad de razonar, actuamos peor que los animalitos... y lo más increíble es la pérdida de esa inocencia con la que los niños ven las cosas... la vida tal vez no es tan complicada como la vemos y tal vez la razón no llega a nuestros ojos simplemente porque no queremos verla... muy bonita historia que estés bien :) un abracito :)

    ResponderEliminar
  7. Hola, los niños siempre tienen su particular percepción del mundo. Eso es algo que los adultos hemos perdido.
    Que sabio el chiquitín. Menuda historia.

    Me encanta!

    Muchas Gracias por acompañarme en Mi Mundo "bienvenida", aquí me quedo contigo.
    Feliz domingo

    ResponderEliminar
  8. Qué bonita historia :) Muy tiernas las palabras de ese niño, no le falta razón. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
  9. Me encanto mucho esta historia! Deberias seguir escribiendo, ya qu este blog esta increible!!!
    Por favor, comenta mi blog: confesionesdeunaestupida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. http://www.senescence.info/comparative_biology.html

    ResponderEliminar